En vivo: Boca enfrenta a Unión en Santa Fe
access_time 20:31
|
3 de mayo de 2007
|
|
SON DUEÑOS DE UNA CASA DE ANTIGÜEDADES

Imputan a dos socios por presunta estafa a los Aguinaga

La fiscal de Capital Daniela Chaler imputó a los dos socios de la casa de antigüedades Javier Guevara ?José María Bombal y Javier Guevara?, ambos acusados de estafar a la esposa de Juan Carlos Aguinaga ?uno de los integrantes de la Inspección General de Seguridad?, por dos vitró

    La fiscal de Capital Daniela Chaler imputó a los dos socios de la casa de antigüedades Javier Guevara –José María Bombal y Javier Guevara–, ambos acusados de estafar a la esposa de Juan Carlos Aguinaga –uno de los integrantes de la Inspección General de Seguridad–, por dos vitró. A los responsables del comercio se les atribuye el engaño a Bárbara Rodríguez cuando se llevaron de su domicilio dos cristales de gran valor. Según los acusados, los objetos fueron vendidos. En un primer momento se habló de que el precio de los vidrios era de 4.000 dólares.

    Sucede que eso es lo que tasaron los propietarios de la casa de antigüedades, pero no se sabe cuál es su verdadero valor, según comentó Aguinaga. Durante el transcurso de la mañana, el ex legislador se presentará en la fiscalía para constituirse como querellante. Asimismo, Aguinaga puntualizó que tiene fundadas sospechas de que los vitró se encuentran en San Telmo, Buenos Aires, en una casa de antigüedades del hermano de uno de los socios del local.

LA PRESUNTA ESTAFA. Todo comenzó cuando la familia Aguinaga se contactó con la casa de antigüedades para que fueran hasta su domicilio a tasar los dos vitró, un Lalic y un Nancy.Así fue que un empleado del comercio llegó al lugar, sacó unas fotos de ambos objetos, y se dirigió al local. Cuando llegó, uno de los socios le indicó que volviera a ver a la señora y le dijera que necesitaba los cristales para poder estimar un precio, ya que sólo con las fotos era difícil ser objetivo.

    El empleado cumplió la orden y Rodríguez, con absoluta confianza, los entregó. Luego le dijeron que estaban valuados en 4.000 dólares. Desde ese momento, no supo más nada de esos preciados objetos. Horas después, un empleado de la casa de antigüedades fue a ver nuevamente a la mujer y le dijo: “Tome, acá están los 4.000 dólares”. Los Aguinaga nunca fueron notificados de que iban a vender los cristales. Lo cierto es que la Justicia comprobó que los vitró nunca fueron ingresados a Javier Guevara,ya que no existen facturas de la operación que ellos aseguran haber hecho con los objetos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.