access_time 14:41
|
7 de octubre de 2019
|
|

Tecnología e industria

Impresiones 3D: ¿las nuevas usinas para un extra de ingresos ?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1570469680711T3.jpg

Estos nuevos métodos de fabricación generan piezas más resistentes y ligeras, permitiendo un uso más eficiente de las materias primas y reduciendo costos.

En la actualidad, nuevas formas de tecnologías comienzan a posicionarse en la economía, como es lo que sucede desde hace unos años con la impresión 3D avanza a pasos acelerados y va generando profundas transformaciones en casi todas las industrias. Y es que parece más que evidente que un sistema productivo tan versátil como la impresión 3D, en el que un mismo equipo puede ser capaz de fabricar desde instrumental quirúrgico de alta precisión y bajo coste, hasta una turbina de avión, supondría un cambio significativo para la mayoría de indústrias manufactureras.

Frente a este avance, fue que desde la consultora IDC, informaron algo para resaltar: cuatro de cada diez fabricantes adoptarán este tipo de tecnología entre los próximos tres a cinco años.

Más aun, se proyecta que el negocio de la fabricación 3D movilizará cerca de u$s14.000 millones en 2019 y crecerá hasta los u$s23.000 millones hacia 2022. Esta técnica, en sí, no guarda demasiados secretos, y sus procesos pueden clasificarse en:

- Aditivos: se construyen todo tipo de objetos añadiendo material -capa por capa-, depositándolo en forma de hilo o polvo.

- Sustractivos: se elimina material para crear piezas a través de un molde.

En ambos casos, este mecanismo se traduce en un importante ahorro, ya que reduce al mínimo el desperdicio de insumos y suma capacidad de "personalización" de los productos.

 

Según informa el  IDC, la "manufactura discreta" (componentes para otros productos) será la industria dominante en del segmento de impresión 3D y acaparará más de la mitad del gasto.

Los proveedores de atención médica serán el segundo segmento más grande, con una inversión total de u$s1.800 millones en 2019, seguidos por educación (u$s1.200 millones) y servicios profesionales (u$s900 millones).

"La impresión 3D impacta en diferentes sectores de diversas maneras. En el sector aeronáutico, aeroespacial y automotriz ya se está empleando para realizar geometrías complejas que, de otro modo, no se podrían realizar. También para diseñar piezas de modo tal que no se requiera de tanto material. Es muy importante, además, en componentes en los que se necesita robustez y liviandad al mismo tiempo", señalaba en una entrevista a un medio nacional, Irene Presti, presidente de la Cámara Argentina de Impresión 3D.

En este sentido, Presti subrayó que el sistema "se adapta a los productos, en vez de que los productos se adapten al sistema". La impresión 3D supone ahorro, de tiempo y de costos, y esto hace que más compañías decidan integrarla a sus procesos productivos (o incluso subcontratar a otros profesionales o granjas de impresoras).

¿Qué sucede en Argentina?

El país viene avanzando a paso firme en la incorporación de esta técnica de fabricación. Casos como el de Trideo, el de Mirai 3D (una startup local que utiliza impresión 3D para planificar cirugías complejas), o el de Gino Turbaro (joven emprendedor que fabrica prótesis para niños) demuestran que el potencial es real y tangible.

"En la industria médica vemos que es una tecnología clave en la fabricación de piezas particulares para cada paciente. En el país viene avanzando rapidísimo. Son muchos los que la utilizan y en distintos campos", explicaba Santiago Birkner, cofundador de Mirai 3D.

"Muchas personas incursionaron simplemente para reemplazar una pieza de un electrodoméstico, al ver que les resultaba imposible conseguir los repuestos", aseguraba Berenfield. A partir de ello, comenzaron a realizar componentes a pedido y así se fueron haciendo de un ingreso extra. Tanto es así que hoy día resulta difícil precisar la cantidad de impresoras en funcionamiento, ya que cualquier individuo puede importarla o desarrollar una.

En el plano de las empresas, desde la Cámara Argentina de Impresión 3D aseguran que están cada vez más interiorizadas y que muchas han ido incorporándo esta innovación a sus líneas de producción, ya sea para prototipado o para tiradas cortas.

Respecto al desarrollo local, Presti explica: "En Argentina ya existen impresoras de metal y se están haciendo desarrollos de máquinas 3D en cemento y bioimpresión. Se trata de algo bastante disruptivo, estamos casi al mismo nivel de investigación que España o Estados Unidos".

A nivel estatal, el interés también crece. Por ejemplo es el caso de la ciudad de Buenos Aires, la cual cuenta con un Laboratorio Tecnológico, ubicado en el Centro Metropolitano de Diseño en Barracas, gratuito y pensado para el prototipado de proyectos y asesoramiento legal, todo en un ambiente colaborativo.

La industria de la moda 3D

En materia de moda, también la tecnología 3D comienza a ‘pisar fuerte’. Por ejemplo, el calzado impreso en 3D es actualmente una tendencia imparable en esta industria y va camino de convertirse en un interesante mercado en el que invertir.

Según un reciente estudio de Research & Markets, el calzado confeccionado con impresoras 3D generará en 2029 unos ingresos en todo el mundo por valor superior a 5.827 millones de euros, lo que supondrá el 1,5 por ciento de la industria zapatera global. Asimismo, se calcula que para el 2023 solo las ventas de piezas de calzado impresas con tecnología 3D (plantillas, entresuelas, etc.) moverán 896,5 millones de euros en todo el mundo.

Tras el sector de la óptica y gafas de sol, el del calzado es el sector que se prevé que más desarrolle la tecnología de la fabricación aditiva, espoleada, en gran medida, por la demanda cada vez mayor de zapatos personalizados. En este sentido, Research & Markets señala que la impresión 3D aplicada al zapato será probablemente una de las tecnologías con mayor potencial de crecimiento dentro del sector del calzado en la próxima década.



 

TEMAS:

empresas

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.