access_time 20:24
|
9 de diciembre de 2006
|
|

¿IMPERIO, FEUDALISMO O MONARQUÍA?

En mis notas anteriores tocaba temas que eran vergonzosos, pero sigue la racha. La Legislatura presenta un proyecto para que un ciudadano vaya a las reuniones y opine. No hace falta, opinamos por los diarios, personalmente, en artículos o carta del lector que les son indiferentes

          Entonces, para qué los elegimos como nuestros representantes, con asesores y todo. Las tormentas siguen destruyendo la producción (Alvear, entre otros), ¿y los aviones dormían? Eso demuestra, una vez más, que yo tenía razón, pero, como siempre, los funcionarios no hacen caso al que sabe y quieren llevar a la Legislatura a un particular.


        ¿Para qué? Estamos permitiendo que la Ciudad de Mendoza se convierta en una Argelia, con barrios cercados haciendo discriminación y sin saber qué va a hacer la municipalidad, si cobrar el gas, la luz al barrio o a cada casa, si entrará al barrio el camión basurero o cada corral tendrá el suyo, y la policía, ¿podrá entrar en casos especiales sin la autorización del juez a un lugar que es privado? Será una ciudad aparte, pero, ¿tendrá sus propios intendentes o barrenderos?.


      Porque el municipio no puede entrar a un lugar privado. Los cambios de funcionarios no son por incapacidad, y si lo fuera, ¿recién en tres años se dan cuenta? Pero sólo es por política, porque no admiten que nadie critique. Y ya están nombrando a dedo a los posibles candidatos. Prohibimos fumar y el Estado subvenciona la siembra del tabaco. Y la delincuencia no podemos pararla, porque les faltan pantalones para tomar medidas drásticas y terminar con ella a pesar de que, inútilmente, seguimos nombrando policías.


         Y, en cuanto a sueldos, se debe dar un aumento fijo a todos, no un porcentaje, porque, con el porcentaje, el que gana más se va alejando del pobre que gana poco. A veces pienso: ¿sabrán realmente de economía? Haga el lector su cuenta, haga un aumento al que gana 500 pesos y al que gana 2.000, una vez en porcentajes y otra en cifras fijas. Hace mucho que los políticos ya no tienen idealismo y están obsesionados por el poder y no ven más lejos que sus bolsillos y sus narices, proponiendo cosas de resultados inmediatos y no para el futuro.


     Y como no piensan, tienen que estar cambiando sistemas a cada rato, porque esos proyectos fracasan (léase transporte, por ejemplo). Como dueños del poder, Nación y Provincia buscan colaboradores que los adulen o tal vez parientes. Nos cuesta imaginar qué eran muchos de los funcionarios en la década del 70. Ya no somos republicanos libres, nos falta poco para dejar de ser argentinos y ser ovejas.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.