access_time 21:37
|
7 de marzo de 2007
|
|

Iguales

Hay algunas frases que solemos decir y creer y que, al menos, merecerían un análisis más profundo. Por ejemplo, la frase ?todos los hombres son iguales?.

    Hay algunas frases que solemos decir y creer y que, al menos, merecerían un análisis más profundo. Por ejemplo, la frase “todos los hombres son iguales”. Me parece que la afirmación es un poco dudosa. Si todos los hombres fuéramos iguales, no existiría el adulterio. Las huellas digitales no tendrían razón de ser porque, de ser iguales, entonces todos los hombres del mundo seríamos los culpables de todos los crímenes.

     Podemos verlo por el lado de la igualdad de oportunidades. ¿Usted piensa que tiene las mismas posibilidades un niño que nace en una villa que otro que nace en un country privado? Podrá alguno decirme que la igualdad hay que buscarla en el campo de la legalidad y de la fe. Todos los hombres somos iguales ante la ley. Esta es una entelequia demagógica que no resiste el mínimo análisis. Porque todos sabemos que, ante la ley, no es lo mismo un ladrón de gallinas que un ladrón de países.

    Ante Dios, puede ser, me parece que puede ser uno de sus conceptos más firmes, no así el de las religiones que lo adoran, porque, si no, no existirían tantos pueblos que se agarran a los coscachos por ser de religiones distintas que adoran a un mismo Dios que cree que todos somos iguales.

    Por lo tanto, mis queridos hombres iguales a mí, eso de la igualdad deberíamos analizarlo un poco más y, tal vez, coincidiríamos en que, sacando las innumerables diferencias que existen entre los hombres, todos los hombres somos iguales.

TEMAS:

#Humor

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.