access_time 19:35
|
11 de agosto de 2006
|
ABUSO SEXUAL EN EL LAGOMAGGIORE

Identifican a posible violador de paciente

Las pericias físicas hechas sobre la denunciante no resultaron contundentes para detener e imputar al enfermero sospechado de abusador. Se esperan más medidas judiciales y testimonios relevantes.

    La fiscal que investiga la denuncia de un caso de posible violación, sufrida por una paciente del sector de quemados del hospital Lagomaggiore, tiene identificado a quien está señalado como abusador. Pero la falta de contundencia de las pruebas halladas en contra de este enfermero, que trabaja en el área de terapia intensiva de quemados, impidió que la funcionaria judicial Daniela Chaler imputase, ayer a la tarde, a este sospechoso de abuso sexual.

    Las características físicas aportadas por la denunciante, una mujer de unos 40 años, más un informe oficial dado por las autoridades del Lagomaggiore a Chaler, direccionan a la denuncia de violación, hacia un empleado del hospital. La gravedad del cargo que podría pesar sobre este enfermero –abuso sexual agravado– lleva a que la Justicia espere algunas horas para ordenar el arresto del supuesto violador. El caso que conmocionó a la comunidad del Hospital Lagomaggiore fue denunciado el lunes pasado, y habría ocurrido una noche de los últimos días de julio.

    La inexactitud de la fecha se debe a que la supuesta víctima ha estado dopada debido a los lesiones que sufrió en un accidente doméstico. Un informe pericial hecho sobre la paciente, donde se intentó establecer si esta mujer fue violada o no, fue entregado a Chaler, pero el resultado de esta prueba no fue determinante, según indicó la fiscal. Con respecto a los exámenes psicológicos y psiquiátricos que se le harán a la denunciante, los que serán también pruebas fundamentales que se sumaran a esta investigación, fuentes judiciales comentaron que estas medidas deberán esperar algunas horas.

    Esto se debe a la dificultad en mantener una entrevista a solas con la mujer que denunció este hecho, ya que está internada en un pabellón común, donde hay otras pacientes, y no se puede garantizar la privacidad. En los próximos días, deberán declarar ante la Justicia varios compañeros de trabajo del enfermero sospechado de violador, tanto colegas como otros profesionales de la salud. Como el caso expuesto ante la Justicia habría ocurrido en el sector de cuidados intensivos, sitio donde hay varias pacientes que podrían haber presenciado la posible violación, Chaler no descarta poder buscar testimonios de peso en estas mujeres. La denunciante de este hecho estará internada unos 15 días más y, de comprobarse como ciertas sus acusaciones, se confirmaría un verdadero escándalo.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.