access_time 13:24
|
3 de diciembre de 2009
|
|
CHILE

Identifican a desaparecidos

Se trata de las tres personas víctimas de la dictadura militar de Augusto Pinochet de las cuales se desconocía su paradero. Los restos de los asesinados estaban sin identidad.

   SANTIAGO DE CHILE (EFE) Un juez chileno comunicó a los familiares de tres víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet las identidades correctas de las mismas, luego de que más de un centenar fueron mal identificadas por el Servicio Médico Legal, según se conoció en el año 2006, informaron fuentes judiciales. Se trata de personas asesinadas en 1973 y lanzadas a tumbas marcadas como NN en el Patio 29 del Cementerio General de Santiago, de donde fueron exhumadas tras el restablecimiento de la democracia en el país. El juez Alejandro Solís, a cargo de la investigación, se reunió con los familiares de las tres primeras víctimas identificadas y con dirigentes de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) y de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP).

   Los restos corresponden, según las fuentes, a los detenidos desaparecidos Waldemar Segundo Monsalve Toledo, Pablo Aranda Schmied y al ejecutado Nelson Muñoz Torres. Las pericias para establecer sus identidades fueron realizadas por el Health Science Center de la Universidad de North Texas (EEUU), que confirmó que las muestras de ADN de los familiares eran compatibles con las de las víctimas, señalaron las fuentes. En el 2006 se dio a conocer que había errores en la identificación de los restos del Patio 29 y, desde entonces, el Servicio Médico Legal comenzó una serie de auditorías para identificar correctamente a las víctimas. El juez Solís, quien estuvo acompañado por el director del Servicio Médico Legal, Patricio Bustos, explicó a los familiares que la identificación se realizó mediante los análisis de ADN mitocondrial y ADN nuclear ATR, encargados en mayo del 2008 para un total de 123 osamentas exhumadas desde el Patio 29.

   Los análisis se realizaron luego de una auditoría científica realizada en la Unidad de Genética del Servicio Médico Legal en marzo del 2007. Según el informe Rettig, que en 1991 certificó unos 2.279 casos de chilenos muertos a manos de agentes del Estado, Waldemar Monsalve Toledo fue detenido el 12 de octubre de 1973 en las cercanías de la empresa en la que trabajaba y desde esa fecha se desconocía su paradero. En tanto, Pablo Aranda Schmied fue detenido el 17 de setiembre de 1973 en el Hospital San Juan de Dios, donde realizaba una práctica como alumno de tercer año de Medicina y desde esa fecha también se desconocía su paradero. Nelson Muñoz Torres fue hallado muerto en una calle de Santiago, a causa de múltiples heridas de bala, el 23 de setiembre de 1973.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.