La cantante estadounidense Madonna, desoyendo las críticas levantadas a raíz de la adopción de David Banda, un niño de África, ambientó el cuarto de éste como un safari africano. Según se supo, la cantante (de 48 años) habría gastado unos 30.000 dólares en muebles, empapelados y juguetes relacionados con el tema del safari africano para la habitación que ocupará su hijo adoptado en Malawi, de 13 meses.