access_time 14:51
|
12 de enero de 2019
|
Conmoción en Costa Brava

Horror en España: mató a puñaladas a su madre adoptiva

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1547314290437mat%C3%B3%20a%20su%20mam%C3%A1%20adoptiva.jpg
La chica es de nacionalidad rusa confesó el crimen.

La chica dejó una carta en el lugar del crimen en la que ella misma reconocía implícitamente el asesinato. La víctima fue encontrada sin vida por otro de sus hijos.

Tiene 17 años, es adoptada y acaba de reconocer que asesinó a su madre adoptiva a cuchilladas.

El suceso,  ocurrió hace algunos días en una elegante residencia de la localidad catalana de Banyoles, donde fue encontrado el cuerpo de la víctima, de 53 años.

La homicida confesa había dejado en el lugar una nota en la que admitía de forma elusiva la autoría del crimen. Pero se había ido de allí para refugiarse en una casa de verano que la familia posee en el balneario de Playa de Aro, en la Costa Brava.

Allí fue detenida por los Mossos d´Esquadra, la policía regional catalana, con quienes colaboró luego en la reconstrucción de la macabra muerte que le propinó a su propia madre.

No están claras las razones que empujaron a esa acción. La joven sí admitió que antes del desenlace había discutido con su madre, con quien dijo tener una relación conflictiva.

Los vecinos del lugar dijeron que eran frecuentes las discusiones entre ambas mujeres y que, justamente, horas antes del momento en que se calcula que ocurrió el crimen se escucharon fuertes gritos.

Desnudo, a los pies de su cama y en medio de un gran charco de sangre, el cadáver de la víctima fue encontrado por su hijo mayor, que ya no vivía con su hermana y su madre, y que había ido de visita.

La mujer estaba divorciada del padre de su hijo y vivía con la hija adoptiva del disuelto matrimonio.

La víctima era muy conocida

La mujer asesinada a puñaladas, que fue identificada como Carmen, era una persona conocida en Banyoles. Regentó durante años con su exmarido el Albergue Deportivo Sprint, situado en este municipio, al que acudían de forma asidua deportistas de toda España que practicaban remo en el lago de la localidad.

Sara, una joven sevillana que fue miembro de la selección española de esta disciplina, se alojó varios años y durante largas estancias en este establecimiento junto a sus compañeras de equipo, contó cómo era la víctima.

“La recuerdo con mucha devoción. Era una mujer muy activa, que lo llevaba todo para adelante, y muy hecha a los adolescentes, acostumbrada a tratar con ellos”, explica Sara, para quien el albergue era como su “casa”, ya que pasaba en él largos períodos de tiempo alejada de su familia.

Carmen, que se encargaba del alojamiento y también de hacer cada día la comida a los jóvenes, era “bastante estricta”, tanto con los deportistas como con su hija pequeña, que por aquel entonces pasaba muchas horas en el albergue junto a sus padres, recordó.

Esa hija, que fue adoptada en Rusia y que ahora tiene 17 años, convivía con su madre y es la persona detenida hoy como presunta autora del crimen. La joven fue adoptada años después del nacimiento del primer hijo del matrimonio, que fue quien se encontró el cadáver de la madre.

El primogénito, que hace tiempo que convive con su pareja, visitó el domicilio en el que residían la menor detenida y la víctima, que estaba separada, y fue quien alertó a la policía y a los servicios sanitarios, que sólo pudieron confirmar la muerte de la mujer.

Fuente: La Vanguardia

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.