access_time 14:54
|
26 de agosto de 2006
|
|

HOMENAJE A JOSÉ BRUNO

A los 86 años falleció Carlos J. Bruno, cerrando para siempre el telón de una vida muy interesante dentro del espectáculo argentino, en el que contribuyó, en alguna medida, a su desarrollo, manteniendo, al mismo tiempo, una intensa actividad en el ámbito empresarial.

    A los 86 años falleció Carlos J. Bruno, cerrando para siempre el telón de una vida muy interesante dentro del espectáculo argentino, en el que contribuyó, en alguna medida, a su desarrollo, manteniendo, al mismo tiempo, una intensa actividad en el ámbito empresarial. Fue amigo de Conrado Nalé Roxlo, de Juan Francisco Giacobbe, de David Stivel, de Pepe Soriano, de Ubaldo Martínez, de los Campoy, de Maurice Jouvet, de Cecilio Madanes y de tantos otros hacedores de nuestra cultura.

    Desde muy joven, su vocación lo llevó a producir y dirigir teatro profesional y vocacional en Buenos Aires, Paraná, Mendoza y Estados Unidos. Aprendió escenografía con los maestros del Colón, incursionó en el cine como asistente del director ruso Nikitinsky –discípulo de Eisenstein– y como libretista en radio. Hacia fines de la década del 50 ingresó a Proartel, formando parte del grupo de ejecutivos de Goar Mestre.

    Tuvo a su cargo, en diferentes momentos, las jefaturas de las áreas de escenografía, montaje, iluminación y maquillaje. Como productor ejecutivo de Canal 13, participó de la realización de novelas, documentales, musicales, programas para niños y noticieros. Como asesor de Proartel para el interior, fue responsable de la salida al aire de los canales de televisión de Corrientes, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Bahía Blanca y Mendoza. Participó en la planificación de la carrera y como docente de la Escuela de Televisión de la Universidad del Salvador, junto a su fundador, el padre Héctor Grandinetti.

    Desde 1966, convocado por los dueños, se trasladó con su familia a esta ciudad y se desempeñó como gerente administrativo de Canal 9 durante varios años. En Mendoza diseñó instalaciones comerciales y mobiliario, enseñó y dirigió teatro en colegios e institutos, proyectó escenografías, escribió obras de teatro, artículos y apuntes sobre la historia de la televisión en el país. En sus últimos meses, redactó para El Sol algunas semblanzas con formato de carta del lector sobre sus recuerdos de tiempos más pacíficos y anhelos por los viejos valores que alguna vez caracterizaron a los argentinos.

TEMAS:

Opinión

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.