access_time 20:01
|
3 de mayo de 2007
|
|
TC2000

Histórico segundo capítulo en el Pena

El Pato Silva le puso pimienta a la lucha de las marcas y se llevó los laureles de la final de la cuarta fecha. El Bebu Girolami venció en la carrera clasificatoria

    El oasis del Valle Central de Mendoza no deja de sorprender por sus pergaminos. Es el gigante vitivinícola de Argentina, un emporio de viñedos, bodegas y vinos que no fue fortuito, ocurrió por el trabajo. El último fin de semana, el Valle Central recibió otro título: el de Catedral del automovilismo mendocino. Y, como el milagro de las vides, no fue casual, ocurrió por el trabajo de la AVE, los municipios y el pueblo del Este. Por eso, los 30.000 espectadores que compartieron la fiesta del TC2000 palparon las mejoras del autódromo, entre ellas, el nuevo puente peatonal sobre la pista y la red lumínica perimetral. Todo dice que el Pena está recorriendo el segundo título histórico.

La pole del Emiliano

    Con la clasifica sabatina se inauguró la gala del TC2000. El marco fue una treintena de máquinas impulsadas por motores Honda, Ford, Chevrolet,Toyota,Renault,Volkswagen y conducidas por los pilotos de mayor prestigio del país. Se vaticinaba otra paliza de los Hondas. Ni Bueno ni El Pato repitieron. Apareció Spataro con el Megane, marcó 1'25”430 y la pole cambió de dueños. Segundo, Rossi con Chevrolet; tercero, Silva con Honda, y cuarto, Basso con Ford. Cuatro marcas para todos los gustos.

El último suspiro

    El domingo a las 10 se largó la carrera clasificatoria. Silva dominaba en la pista pero fue recargado con 15” y en los cronómetros quedó vigésimo. Por tiempo real mandaba Armellini. Lo escoltaba el cordobecito de 17 años, Néstor Girolami. El Pato voló,estampó cuatro récords de vuelta, recuperó terreno y comenzó a exhibir la chapa de candidato. Armellini ya percibía el olor a las mieles del éxito. Sin embargo, no contaban con la astucia y la suerte del Bebu. En el último suspiro de la carrera, un error y le quedó como consuelo el segundo puesto. Para Girolami, era su primer triunfo y así lo disfrutó.

El Superpato ataca
    Faltaba la final y los pretendientes eran varios. Todo dependía de la movida inicial y la dosis de suerte. Silva Largó bien, avanzó con pasos de titán y en la quinta ronda superó al pibe sorpresa. Estaba puntero y con todos los boletos del premio mayor en el bolsillo. Atrás, los Chivos y Ford se venían como trompada.

    Encabezaban el malón Rossi, Ledesma, Basso y Ponce de León. Girolami perdió en el mano a mano con Rossi y Ledesma y aguantó el chubasco con Basso y el León de Ford. Terminó cuarto. Para el chaqueño, San Martín tuvo su significado: dominó casi de punta a punta, llevó al Honda Civic 07 al primer escalón del podio y cumplió uno de los requisitos para lucir la corona: ganar una carrera.

Trago amargo
. Gerardo Martín no pudo cumplir con su tierra. Trigésimo tercero en la clasifica. En la carrera clasificatoria circuló en los últimos escalones y en la final claudicó en el giro once.

TEMAS:

#+Autos

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.