access_time 20:35
|
12 de noviembre de 2009
|
|
CARRIL PONCE, GUAYMALLÉN

Heridos y micros destrozados por descontrol juvenil en salón de fiestas

Un grupo de chicos lanzó piedras contra cuatro colectivos del Grupo 10, tras una riña a la salida de una fiesta de egresados. Un chofer y un pasajero resultaron heridos. Preocupación.

    Un grupo de chicos apedreó cuatro micros del Grupo 10, a la salida de una fiesta de egresados en el Salón Oballes, ubicado sobre carril Ponce, en Guaymallén. El incidente se produjo tras una pelea entre estudiantes del colegio Herminia M. de Ramponi, que no sólo dejó destrozos en los internos 26, 38, 80 y 36, sino también dos personas heridas: una mujer y uno de los choferes. Desde la Comisaría Novena de Guaymallén, donde se registró la denuncia, se informó que uno de los alumnos resultó herido y trasladado al Hospital Central.
    “A partir de las 5 de la madrugada, una patota de jóvenes atacó los micros que pasaban por la zona”, explicó Luis Stocco, gerente de la empresa de transporte. El 10 es el único que pasa por ese carril y el servicio comienza a prestarse desde las 4, con una frecuencia de siete minutos. El problema no es nada nuevo para el empresario ya que hace un año y medio debe afrontar los sucesivos ataques que los egresados emprenden contra los colectivos de la línea. Sin embargo, la situación se agrava en noviembre y diciembre, según explicó el empresario, cuando los púberes festejan la esperada cena que pone fin a la secundaria.
    “La excusa para atacar es no pagar el pasaje”, aclaró Stocco, quien detalló que muchos de los chicos amenazan al chofer tirándose en la calle para evitar que el micro avance y lograr que el colectivo los lleve como sea. “El chofer está obligado a cobrar 1,40 por  pasajero, por lo que, cuando se niega a llevar a los menores en forma gratuita, comienzan los disturbios”, continuó el gerente del Grupo 10. Si el conductor no cobra el pasaje, puede quedar supendido hasta diez días y, en el peor de los casos, puede ser despedido. No obstante, si son los inspectores de la Dirección de Vías y Medios de Transporte los que corroboran que falta dinero, multan a la empresa con 1.600 pesos.
DENUNCIAS E IMPOTENCIA. Si bien los ataques no son nuevos, las lesiones graves a pasajeros, por esta problemática, sí lo son, al menos así lo indica el historial del Grupo 10. En menos de un año, la empresa ha tenido que reparar 45 unidades por destrozos de vidrios. Sin embargo, Stocco explicó que “el costo material no es lo que importa, sino el comportamiento social que parece no tener freno”. Esta vez, los disturbios provocaron lesiones en el chofer del interno 80 y en una de las pasajeras, que, por el impacto de la piedra en la cabeza, debió ser internada en un hospital privado. “No tengo palabras ni soluciones”, comentó el empresario que no responsabilizó a la policía ni al Gobierno de la situación por ser un “tema que excede a todos”. Mientras tanto, lo asesores legales del Grupo 10 evalúan la posibilidad de accionar, acusando a los padres de los menores involucrados o a los dueños del salón de fiestas, porque, según dijo Stocco, “deberían asegurar que los chicos entren y salgan en condiciones normales Y no alcoholizados”.
SIN RESPUESTA A LA INSEGURIDAD. Los sucesivos hechos vandálicos han generado temor en todos los que requieren del transporte público. “Vivimos cambiando vidrios por menores que salen ‘sacados’ del baile”, agregó Stocco. También se sumó a los reclamos por la inseguridad el titular de la Asociación Unida Transporte Automotor de Mendoza (Autam), Sergio Pensalfine, quien detalló: “De jueves a domingo, la inseguridad es altísima”. Asimismo, explicó que las zonas de peligro son cada vez más, como por ejemplo la esquina de Morón y San Martín o la misma Terminal, que “resultan intransitables a determinadas horas”.
    Tanto Stocco como Pensalfine dijeron tener una buena relación con el Ministerio de Seguridad aunque insistieron en ajustar ciertos mecanismos de defensa como “aumentar los puestos fijos de control policial o hacer que el personal de seguridad suba a los micros e interrogue a los pasajeros”. Mientras tanto, el empresario del Grupo 10 aseguró que va a tomar cartas en el asunto ya que tiene identificado al colegio y a los alumnos que generaron los destrozos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.