access_time 18:02
|
21 de diciembre de 2006
|
|
DRAMÁTICA SITUACIÓN EN EL LAGOMAGGIORE

Habría intentado abortar en la sala de partos

Una mujer de unos 20 años habría tratado de poner fin a su embarazo introduciéndose una pinza quirúrgica en la vagina. Está detenida en el hospital. El bebé se encuentra en neonatología del Notti

           La historia de una joven de 20 años que habría intentado abortar su embarazo de seis meses de gestación conmocionó al Hospital Lagomaggiore. La chica, de la que se reservó el nombre, aparentemente trató de provocar la muerte del feto introduciéndose un elemento punzante en la vagina –podría tratarse de una pinza quirúrgica– minutos antes de parir. Los médicos se habrían percatado de la gravedad de la situación una vez concluido el parto, porque el niño nació con lesiones en el cuero cabelludo, lo que se agrega al hecho de que el bebé presentó complicaciones que responden al nacimiento en pretérmino: sólo pesó un kilo.


       La madre se encuentra aún internada en el Lagomaggiore, con custodia policial, mientras que el chico permanece en neonatología del Notti, aunque aún no está fuera de peligro.


LA HISTORIA.


       Según comentaron médicos del departamento de ginecología y obstetricia del hospital, el drama de esta joven madre comenzó en el primer minuto de su segundo embarazo, ya que tiene un hijo mayor. Los médicos dijeron que cada vez que la asistieron antes de que sucediera este hecho, ella les manifestó que se trataba de un bebé no deseado. Incluso, la médica Sarah Pappa, directora del nosocomio, comentó que la chica ingresó en dos oportunidades anteriores con amenazas de pérdida, aunque no pudo confirmar que se tratara de intentos de aborto.



       Su último ingreso fue el 7 de diciembre y el motivo fue haber roto bolsa en forma prematura, según comentó Pappa. Una vez que los médicos obstetras del efector público comprobaron el estado de alteración de la mujer, le recomendaron ser vista por un psiquiatra, quien la había atendido en las anteriores oportunidades en las que estuvo internada. Pese a haber sido medicada con un ansiolítico suave, la chica no habría cesado en su intención de ponerle fin al embarazo.


DRAMÁTICO PARTO.


         Si bien estuvo internada por más de doce días y con todas las señales de un parto prematuro, en la madrugada de ayer el nacimiento se hizo inminente. Personal de maternidad manifestó que, hasta el momento del ingreso a la sala de partos, todo era normal. Los hechos ocurrieron minutos antes de dar a luz, entre el traslado desde la zona de preparto y el ingreso al quirófano. En el trayecto, la chica habría encontrado un elemento punzante y habría lastimado con este el cuero cabelludo de su hijo. Aparentemente, el intento no fue en una, sino en varias oportunidades continuas y durante algunos minutos.



      Otro de los empleados del área comentó que, en los días previos al parto, la mujer habría realizado intentos similares, pero utilizando una lapicera. Los encargados de dar a conocer el caso fueron los médicos que atendieron el parto. La denuncia se radicó en la Comisaría Sexta y luego tomaron intervención las autoridades judiciales de la Segunda Fiscalía Correccional, a cargo de Liliana Curri, quien estaba de turno en el momento de la presentación de la denuncia.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.