access_time 20:41
|
25 de marzo de 2020
|
|

Buenos Aires

Habló el surfer detenido: "Estaba en tránsito, no en cuarentena"

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1585179026141Captura%20de%20Pantalla%202020-03-25%20a%20la(s)%2020.30.05.jpg
(Foto: gentileza La Nación)

Federico Llamas fue detenido por violar la cuarentena tras regresar de Brasil. Lo atraparon en Ostende tras estar en su casa de Flores. Dijo que su padre sufrió un paro cardíaco y no se puede quedar con él.

El surfer Federico Llamas (27), detenido por violar la cuarentena,rompió el silencio la noche de este miércoles y aseguró que él no vive en el barrio de Flores desde hace muchos años y que viajó a Ostende "porque era la mejor opción para hacer la cuarentena", ya que allí vive toda su familia.

"En ningún momento tuve problemas con las autoridades de Prefectura", dijo el joven, en declaraciones al canal de noticias TN, quien además acusó a los periodistas que se hallaban cubriendo el control policial por el aislamiento de haber increpado sin haber tomado los recaudos de posible contagio.

Además, Llamas aseguró que "estaba en tránsito, no en cuarentena". También se defendió diciendo que no podía quedarse en su casa de Flores porque su papa "hace tres meses tuvo un paro cardíaco", aseguró.

Llamas fue descubierto en esa vivienda de Ostende, luego de que se determinara que había escapado de la casa del barrio porteño de Flores, hasta donde había sido custodiado anoche por efectivos de Prefectura Naval tras permanecer varias horas demorado en un control vehicular en la Panamericana cuando regresaba de sus vacaciones en Brasil.

Sin embargo, apenas los prefectos se retiraron de su domicilio, el joven arrancó nuevamente su camioneta y huyó, sin cumplir el aislamiento correspondiente por haber ingresado al país proveniente de Brasil.

Esta mañana, tras verificar que no estaba en su domicilio, el juez federal de San Isidro, Lino Mirabelli, quien había intervenido ayer al ser demorado en la Panamericana, ordenó su captura y dispuso una serie de allanamientos, entre ellos la casa de su padre, en Canning, donde no fue encontrado.

Finalmente, comenzaron a viralizarse imágenes filmadas con teléfonos celulares de vecinos de Ostende, que mostraban que el surfer se hallaba en una vivienda, aparentemente perteneciente a su madre, y allí fue detenido por personal de la policía bonaerense.

Minutos antes de ser detenido, el surfer aseguró al medio Pinamar24 desde el terreno de la propiedad que había declarado que “la cuarentena la iba a hacer” allí, que es “tristísimo” lo que le hacen y que todo es “mediático”.

En ese sentido, el abogado Roberto Herrera, que representa legalmente al joven desde esta mañana, aseguró al canal Telefé que su defendido, al ingresar al país en la ciudad correntina de Paso de los Libres, a donde llegó proveniente de Brasil, registró el domicilio de Ostende como el lugar donde pasaría la cuarentena obligatoria, ya que no quería estar con “sus padres”, para “no poner en riesgo su salud”, ya que “son personas mayores”.

Según el abogado Herrera, el surfer presentó la declaración jurada que establecía debía ir hacia Ostende, ya que no vivía hacía años en la casa de Flores y ni siquiera tenía “las llaves para entrar”.

Sin embargo, hasta allí fue escoltado por motociclistas y un patrullero de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y se le ordenó que debía guardar cuarentena por haber llegado de un país de riesgo.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.