access_time 20:19
|
29 de mayo de 2007
|
|
GOLPEARON AL CUIDADOR

Grupo comando asaltó una finca sanjuanina y vació la casa

Iván Zalazar, de 33 años, estaba a punto de terminar su recorrido habitual en la finca en la que trabaja en San Juan, cuando de repente se enfrentó con dos sujetos armados. Eran las 3, momento en el que a los dos delincuentes se sumaron otros seis, también armados y encapuchados. Luego de ser golpeado y maniatado, los malvivientes robaron todo tipo de elementos de gran valor que encontraron en el lugar.

    Iván Zalazar, de 33 años, estaba a punto de terminar su recorrido habitual en la finca en la que trabaja en San Juan, cuando de repente se enfrentó con dos sujetos armados. Eran las 3, momento en el que a los dos delincuentes se sumaron otros seis, también armados y encapuchados. Luego de ser golpeado y maniatado, los malvivientes robaron todo tipo de elementos de gran valor que encontraron en el lugar.

    Según informó ayer Diario de Cuyo de San Juan, Zalazar, antes de ser golpeado con la culata de un revólver en la cabeza y quedar a oscuras con su cuellera cubriéndole los ojos, amordazado, atado de pies y manos con cinta adhesiva y vigilado por dos de los ladrones, descubrió que los asaltantes se habían llevado dos motos y dos bicicletas usadas para recorrer el predio, dos CPU, dos impresoras, un microondas, cuatro handys y la radio de la central de comunicaciones.

SEGUIDILLA. El hecho ocurrió en el diferimiento de frutas de carozo y uva de mesa Zoberano SA, ubicado en la zona conocida como La Isla. El predio, que posee unas 180 hectáreas, está ubicado en el costado de Albardón, que colinda con el río San Juan, casi en frente de la sede de la electrometalúrgica Andina. Por lo que explicó un amigo de la víctima, no es la primera vez que roban en ese lugar. Las quejas sobre robos en esa zona, situada a unos 15 kilómetros al oeste de Albardón, no fueron sólo de los serenos del diferimiento.

    Ayer, varios vecinos reclamaron alguna respuesta oficial para solucionar el drama de los robos. “Acá vivíamos como en todo pueblo, tranquilos. Dejábamos las puertas sin llaves y las cosas sin mayores cuidados, porque todos nos conocemos y entre nosotros no nos robamos, pero desde que pusieron la gente de esas villas en los barrios detrás de la Costanera (en Chimbas), ya no podemos vivir, nos roban de todo”, expresó un humilde agricultor, quien pidió reserva de su nombre.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.