access_time 21:24
|
18 de mayo de 2007
|
|
JUSTICIA FEDERAL

Grave demanda contra Gendarmería Nacional

Es por malversación de caudales públicos. La presentó un ex empleado de Repsol YPF. El planteo involucra a la petrolera.

    La Justicia Federal está investigando, desde el 9 de marzo, a Gendarmería Nacional por una presunta malversación de caudales públicos. Todo surge a raíz de una demanda iniciada por los abogados de un alto ejecutivo, quien trabajó en la petrolera Repsol YPF y fue despedido tras ser acusado de hurtar combustible de refinería. El empleado fue sobreseído de este delito y decidió, junto a los juristas que lo representan, iniciar la demanda. Según Luisa Mazzoni, querellante en la causa, la denuncia es contra Gendarmería y roza también a Repsol YPF, ya que la empresa habría contratado los servicios de la fuerza de seguridad para realizar un seguimiento durante casi seis meses a quien era supervisor de bombas en el 2003 –se reserva su identidad porque la demanda también es por daño moral–.

    En caso de que la Justicia compruebe este accionar conjunto, ambos denunciados habrían cometido un delito, ya que, según la Ley Nº24.059 de Seguridad Interior y la reglamentación 23.554 de Defensa Nacional, no se puede contratar a una fuerza de seguridad para fines privados. La demanda ingresó por la Secretaría C del Juzgado Federal Nº1, a cargo de Walter Bento, bajo el número de expediente 13.751/07. Según explicó Mazzoni, su defendido, quien llevaba 29 años de servicio –primero en YPF SA y luego en Repsol YPF–, detectó que existía “un serio problema” en los controles de calidad de los combustibles, que arrojaban resultados corrosivos, descubriendo que las muestras “eran tomadas indebidamente”.

    Al notar estas anomalías, el empleado comunicó a sus superiores lo que estaba sucediendo. “A partir de ese momentose iniciaron los problemas, porque evidentemente tocó algunos intereses de la empresa y era necesario correrlo del medio”, comentó la letrada. Así, la petrolera comenzó a investigar al ex supervisor y un empleado de seguridad del lugar afirmó a su superior que lo vio salir varias veces del predio en la camioneta de la empresa con el tanque de combustible lleno –según marcaba la aguja del tablero vehicular– pero que regresaba a los pocos minutos con la carga vacía.

    Ante esta advertencia, el encargado de Seguridad de Repsol, Fernando Vera, le habría solicitado a un comandante de Gendarmería, de apellido González –en octubre del 2003–, que investigara a este hombre. Esto, según Mazzoni, fue reconocido por el mismo Vera en una audiencia laboral en la que el ex ejecutivo reclamó una indemnización por despido bajo el expediente número 15.896 de la Cuarta Cámara del Trabajo. Esta demanda no salió a su favor y será apelada ante un tribunal superior.

LA INVESTIGACIÓN. Para dicha tarea de inteligencia, Gendarmería habría colocado un sistema de control satelital (GPS) en la camioneta del empleado y lo habría seguido durante seis meses. La denuncia afirma que lo filmaron, le tomaron fotografías y les realizaron “sutiles interrogatorios a personas de la zona”, afirma Mazzoni. Además, la penalista puntualizó que “nunca existió una orden de un juez para realizar esta tarea”.

LA CONCLUSIÓN. El 11 de mayo del 2004, personal de la petrolera presentó una denuncia por hurto reiterado de combustible de refinería en la Comisaría 11ª de Luján contra quien era el supervisor de bombas. Ese mismo día, la policía realizó una serie de allanamientos en un galpón del hombre y en una estación de servicios propiedad del hermano, pero en ninguno de los lugares se encontró combustible de refinería –inflamable incoloro–. Lo único que descubrieron los efectivos fue nafta súper.

    Pasó un día y medio de este episodio y, el 13 de mayo, Repsol YPF despidió al empleado, quien llevaba décadas prestando servicios en la empresa. Casi un año después, en febrero del 2005, el Tercer Juzgado de Instrucción dictó el sobreseimiento por el delito de hurto reiterado al ex empleado de la refinería, ya que no habían pruebas suficientes que lo incriminaran, por lo que, finalmente, la causa fue archivada.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.