access_time 19:35
|
11 de agosto de 2006
|
CRISIS EN MEDIO ORIENTE

Golpe tremendo a la economía de Líbano

Más allá de los más de mil muertos en menos de un mes de combates, Líbano ha perdido 3.000 millones de dólares como causa directa del conflicto.

    El ministro libanés de Economía y Comercio, Samir Hadad, cifró ayer en 3.000 millones de dólares las pérdidas directas causadas por la guerra entre el grupo chií Hezbolá e Israel, y acusó a este país de perseguir, en realidad, el colapso total de Líbano. En una entrevista concedida a Efe en Beirut, el ministro trazó un panorama desolador sobre la situación actual y advirtió que aún puede empeorar hasta extremos impensables, si no se detiene inmediatamente el conflicto.

   “Las pérdidas directas son muy elevadas. De miles de millones de dólares. Hemos perdido la temporada turística, que se prometía muy fructífera, se han echado a perder las cosechas, nos han destruido fábricas, carreteras, puentes y otras infraestructuras”, enumeró. “No hemos podido evaluar aún los daños en otros puntos del país, pero le puedo decir que las pérdidas directas superan los 3.000 millones de dólares, lo que representa 15 por ciento de nuestro producto bruto interno”, aseguró.

   Hadad resaltó, no obstante, que esta es “sólo una parte del problema”. “Lo peor son la cantidad de oportunidades que se han perdido. Los numerosos inversores que se han marchado. Líbano no tiene recursos energéticos. Ni siquiera una agricultura potente. Nuestro poder es la mano de obra. Si los libaneses abandonan, este país está perdido”, indicó.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.