access_time 12:21
|
7 de diciembre de 2006
|
|
CONSTRUCTORA DE MAIPÚ

Golpe comando en una empresa

Un grupo de seis asaltantes logró llevarse de las oficinas de una constructora una caja fuerte, la que cargaron en una camioneta de la firma, un auto y herramientas

           Una verdadera odisea vivieron ayer algunos empleados de la empresa constructora Rucave SA de Maipú, cuando fueron asaltados por un grupo de seis delincuentes, quienes ingresaron al establecimiento con armas de fuego y amenazaron de muerte a los caseros que cuidan el lugar, lográndose llevar un importante botín. Los seis malvivientes penetraron cerca de las 23 del martes por un lugar estratégico, para no ser advertidos.


           Fue por uno de los laterales del terreno, donde no existe medianera sino vegetación, debido al estilo de construcción del sector, que se catalogaría de zona residencial. Una vez adentro, se dirigieron a una casa interna, donde se encontraban Ricardo Correa (46), Néstor Brizuela (71), Carlos García (60) y José García (60), caseros encargados del lugar, quienes fueron atados y encerrados en una de las habitaciones para reducirlos y operar con tranquilidad. Luego, ingresaron al sector de la administración de la empresa, donde los ladrones estuvieron más de dos horas para llevarse una pesada caja fuerte con varios cheques en su interior, de los cuales no se pudo precisar su monto.


           Además, violentaron una puerta del depósito de la firma, donde los malhechores cargaron cables eléctricos y la caja fuerte a una camioneta Ford F100, perteneciente a Eduardo Magni (58), unos de los socios de Rucave. También se llevaron una computadora, un automóvil Volkswagen Gol y dos armas de la empresa, una pistola de marca Bersa, de la que no se especificó el calibre, y una escopeta calibre 10 en desuso. Las víctimas que se encontraban atadas y encerradas no fueron maltratadas. Según indicaron fuentes policiales, los cuatro operarios encargados lograron salir de su cautiverio alrededor de las 1.15 y dieron aviso a la Policía.


        El contador de la empresa constructora, en diálogo con El Sol, aseguró no tener ninguna sospecha sobre este hecho.Además, afirmó:“Jamás utilizamos dinero en efectivo en el lugar porque pagamos a nuestros proveedores con cheques o en el banco. Y a nuestros empleados les pagamos a través del cajero automático.No entiendo el porqué del asalto, en la caja fuerte no guardamos dinero.Hasta ahora,nunca tuvimos problemas de inseguridad en la zona. Con esto, se sabe que no se puede estar tranquilo en ningún lado”, indicó preocupado el contador.


        En el momento en que este medio hablaba con el personal de Rucave, se supo de la aparición de la camioneta F- 100, la que fue abandonada en una zona rural de Maipú. A la hora de cierre de esta edición, nada se sabía de los demás elementos del botín ni de la banda de asaltantes.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.