Quejas
Gobernadores molestos por los cambios impositivos
Los mandatarios mostraron su malestar con las reformas con las que quiere avanzar el Gobierno.
02/11/2017

En las últimas horas varios gobernadores mostraron su malestar con los cambios impositivos con los que pretende avanzar el gobierno nacional.

Los mandatarios que están más molestos son los de Mendoza, San Juan, Salta y Tierra del Fuego. Entre ellos hay peronistas, oficialistas, ganadores y perdedores de las últimas elecciones.

El mismo Alfredo Cornejo está molesto con el impuesto al vino y señaló que es “inadmisible” que se lo tome como una bebida insalubre. San Juan comparte el reclamo con la provincia de Mendoza.

Entre los gobernadores, la más directa fue de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, muy molesta con la intención de reducir a cero los impuestos para celulares, televisores y monitores, que hoy tributan el 17 por ciento. La mandataria fueguina le pidió una audiencia "urgente" a Macri y despotricó contra la reforma vía Twitter.

"La aprobación de este proyecto significaría la disolución territorial de nuestra provincia", escribió en la red social poco después de reunirse con su gabinete. "Voy a defender a rajatabla las condiciones jurídicas que han hecho posible que la provincia pueda desarrollarse", añadió la gobernadora.

Los números explican el malestar. La industria electrónica representa el 30% del PBI de Tierra del Fuego y es su principal contribuyente y empleador. Según calculan en la provincia, de prosperar, el cambio impositivo afectaría unos 9.600 puestos de trabajo, un 20 por ciento del total de empleos de la isla.

Por su parte el tucumano Manzur, otro peronista que ganó cómodo las legislativas, no quiere saber nada con el aumento en el tributo a las gaseosas y otras bebidas con azúcar. El azúcar es el principal producto industrial que se elabora en Tucumán. La suba también afectaría la producción de limón, otro de los pilares económicos de la provincia.

Fuente: La Nación