access_time 18:22
|
24 de mayo de 2019
|
Sospechoso de asesinato

Gil Pereg dijo que no soporta el encierro y se quitará la vida

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1558730997599Gil%20Pereg.jpg
Gil Pereg estuvo en una audiencia este viernes a la mañana.

El israelí acusado de asesinar a su madre y a su tía pidió ser trasladado a un hospital neurospiquiátrico.

A cuatro meses del crimen de las hermanas israelíes Pyrhia Saroussy (63) y Lily Pereg (54), Nicolás Gil Pereg, el único imputado en la causa volvió a pasar por Tribunales. En la audiencia de este viernes aseguró que está con "depresión" y podría quitarse la vida.

"Hace dos meses que estoy con depresión. No puedo pensar en otra cosa que morir. Cada día que pasa pierdo el control de mi cuerpo y voy a suicidarme ", dijo Gil Pereg.

Asimismo el israelí pidió ser trasladado a un hospital neurospiquiátrico para ser atendido por especialistas porque expresó que no soporta sus días preso.

Sus decalraciones fueron durante una audiencia que se realizó este viernes sobre el dinero que se le incautó.

El caso

Pyrhia Saroussy y Lily Pereg llegaron a Mendoza el viernes 11 y alquilaron un departamento en el centro de Ciudad, en avenida España 1139.

El sábado 12 por la mañana, según el registro de las cámaras de seguridad de la Policía, salieron junto a Gil Pereg, tomaron un colectivo en la calle Lavalle y se dirigieron a la propiedad ubicada en las inmediaciones del cementerio de Guaymallén. A partir de ese momento, se pierde el rastro de las hermanas.

Gil Pereg fue el encargado de hacer la denuncia por la desaparición de su madre y su tía. Cuando fue entrevistado por los investigadores, aseguró que había quedado en pasar a buscarlas el domingo por el edificio en el que estaban parando, pero que cuando fue al lugar no las encontró.

Con el pasar de los días, se transformó en el principal sospechoso para los pesquisas y tras casi dos semanas de investigación se constataron que manchas de sangre halladas en su propiedad pertenencían a las mujeres. 

Debido a eso, e viernes 25 de enero, Gil Pereg fue detenido. Horas después la fiscal Claudia Ríos lo acusó por el homicidio de sus familiares.

Los cuerpos de Pyrhia Saroussy y Lily Pereg fueron hallados el sábado 26 de enero en la vivienda de Gil Pereg. Los restos de las hermanas israelíes se encontraban enterrados, tapados con piedras y tierra en el interior de una obra en construcción, en el fondo del predio junto a sus pasaportes en un pozo de poco menos de dos metros de profundidad.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.