access_time 07:17
|
13 de diciembre de 2017
|
|
Polémica

Con nueva ministra, vuelve el debate por el aborto no punible

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15131605423811DSC_5269.jpg

Durante las gestiones de Giacchi y Najul se ordenó la redacción de dos protocolos provinciales, pero los controles legales y de bioética frenaron su puesta en vigencia.

Con la renovación en la conducción del ministerio de Salud, volvió a reavivarse la discusión y la polémica por la implementación de un procedimiento a seguir en los casos en los que está previsto el aborto no punible. Mendoza tuvo dos proyectos en la temática: uno ordenado por el entonces ministro Rubén Giacchi y otro por la diputada electa Claudia Najul pero ninguno de los dos llegó a aplicarse.

Ahora, la flamante ministra Elisabeth Crescitelli dispuso una reunión para este jueves en la cual se interiorizará hasta dónde se trabajó, tal vez con la posibilidad de retomar lo que se hizo hasta ahora, o bien solicitar la redacción de otro documento.

Roxana Cabrera, Jefa del Programa de Salud Sexual y Reproductiva, fue la encargada de escribir una guía a seguir ajustándose a los parámetros establecidos por el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (2012), a través del cual las mujeres incapaces o insanas podían interrumpir el embarazo sin autorización judicial previa.

La funcionaria avanzó en la elaboración de un documento que tuvo su revisión en la asesoría letrada del Ministerio de Salud y también en el Consejo de Bioética – que se integra por un referente de cada uno de los hospitales de la provincia- pero todo quedó ahí tras la salida escandalosa de Giacchi al quedar involucrado en un caso de violencia de género.

Su sucesora, Najul, pidió empezar con el tema desde cero. Nuevamente, Cabrera elaboró un proyecto en base a las experiencias de las diez provincias del país en las que hay protocolo, con la salvedad de que no haya aspectos en su redacción cuestionables por los organismos pro vida o de derechos humanos que puedan rebatirlo.

El temor del gobierno de Alfredo Cornejo es transitar por la experiencia de Córdoba, donde movimientos pro vida recurrieron a la Justicia para impedir su aplicación. 

Por segunda vez, el boceto volvió a pasar por los filtros del Consejo de Bioética y la Asesoría Letrada donde quedó hasta la renuncia de la ex senadora provincial con algunas correcciones y sugerencias.

La nueva ministra pidió estadísticas

Crescitelli solicitó conocer los datos provinciales y nacionales sobre aborto para tener un panorama claro de dónde está la provincia y cómo está el resto del país en esta temática. Con esos elementos sobre la mesa espera retomar la deuda pendiente que tiene Mendoza.

Los organismos de derechos humanos, como la Asociación Xumek y algunas organizaciones feministas, pusieron de manifiesto la falta de un instrumento de orientación a los profesionales de la salud a la hora de recibir pacientes con los presupuestos que establece la ley:

1-      Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o de la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios.

2-      Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto.

Actualmente es la Justicia la que autoriza la práctica del aborto no punible, generalmente en el marco de una investigación penal y se realiza luego de ciertos recaudos legales, como la realización de una Cámara Gesell en el caso de una menor, o de una pericia psicológica si se trata de una mujer adulta, además de someterse a estudios médicos previos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.