access_time 12:09
|
24 de abril de 2007
|
|
HUMOR

Gauchito Gil

Para que el mito adquiera proporciones multitudinarias y para que la fe se extienda tienen que existir algunos condimentos: una figura de pueblo, una oposición a los poderes de turno, el compartir con los de su misma condición sus humildes tesoros temporarios y una muerte trágica

    Para que el mito adquiera proporciones multitudinarias y para que la fe se extienda tienen que existir algunos condimentos: una figura de pueblo, una oposición a los poderes de turno, el compartir con los de su misma condición sus humildes tesoros temporarios y una muerte trágica. El Gauchito Gil reunió estas condiciones. Dicen los que saben que fue peón explotado y se volvió matrero, también que actuó en la guerra del Paraguay bajo las órdenes del general Madariaga. Los federales litoraleños, después de la caída de Rosas, se dividieron en Rojos y Celestes.

    Gil fue reclutado pero se negó a pelear, aduciendo que no quería derramar sangre de hermanos. Huyó con unos compadres y tuvieron que arreglárselas como podían para subsistir, siempre compartiendo con los pobres lo que conseguían. Un mal día fue tomado prisionero y llevado a Goya. En el camino, a unos ocho kilómetros de la ciudad de Mercedes, en Corrientes, fue colgado de un algarrobo cabeza abajo y degollado. Entonces comenzó el mito, porque momentos antes de su muerte le dijo a su verdugo que una vez que le diera muerte y regresara a su casa, encontraría a su hijo muy enfermo, pero que si lo invocaba a ese que iba a ser su víctima, sanaría. Y así fue, el niño sanó. Fue el 8 de enero de 1878.

    Desde entonces, el mito prosperó, se hizo de toda Corrientes y después de todo el país. Los camioneros lo toman como su protector, por eso se ven tantas veces banderas rojas junto al camino y suelen saludar con un bocinazo prolongado cuando pasan frente a un santuario. No es santo pero para la devoción popular sí lo es. Es increíble ver que se ha transformado en una costumbre roja, como la sangre, como su bandera.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.