access_time 11:34
|
29 de junio de 2020
|
|

Bajo Flores

Gatillo fácil: la bala que mató a un joven salió del arma de un gendarme

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1593441225796justicia-por-facundo-e1593198990662.jpg
Facundo Scalzo.

Así lo arrojó el peritaje a la bala que quedó alojada en el cuerpo de Facundo Ariel Scalzo, asesinado hace 12 días en un tiroteo. El acusado autor, Diego Rocha, se encuentra detenido.

La bala que quedó alojada en el cuerpo de Facundo Ariel Scalzo, el joven muerto por la espalda hace 12 días en un presunto tiroteo en el Barrio Rivadavia del Bajo Flores porteño, partió de la pistola reglamentaria del gendarme que permanecía detenido por el caso, informaron este lunes fuentes judiciales.

El peritaje balístico, realizado el viernes pasado, comparó el proyectil que en la autopsia le extrajeron a Scalzo (20) de un brazo con las tres armas reglamentarias de los gendarmes imputados.

El cotejo realizado con un microscopio balístico estableció que esa bala había sido disparada por la pistola calibre 9 milímetros del gendarme Diego Rocha, uno de los tres efectivos involucrados en el hecho y el único que permanecía detenido, ya que los otros dos fueron excarcelados.

Rocha ya había admitido en su propia indagatoria que él le había disparado a Scalzo, mientras que sus dos compañeros, los gendarmes Jorge Luis Pérez y Juan Pablo Ruiz, aclararon que sólo hicieron disparos al aire y fueron excarcelados con una caución de 100.000 pesos.

El peritaje de deflagración de pólvora en manos ya había dado positivo para Rocha e indeterminado para Pérez, Ruiz y Scalzo.

Otros resultados balísticos ya habían establecido que cuatro de las vainas servidas recolectadas en el lugar del hecho se correspondían al arma de Rocha, dos de las cápsulas coinciden con la pistola que tenía Pérez y siete con el arma 9 milímetros incautada en el lugar y que los gendarmes le atribuyen a Scalzo.

La jueza en lo Criminal y Correccional 55, Alejandra Alliaud, a cargo de la causa, debe resolver en las próximas horas de este lunes la situación procesal de los tres gendarmes involucrados en el homicidio, y establecer con los elementos incorporados hasta ahora en el expediente si actuaron en legítima defensa o si hubo algún tipo de exceso.

La autopsia concluyó que Scalzo falleció como consecuencia de los dos disparos que ingresaron por la espalda a la altura de las escapulas y salieron por el pecho, mientras que otra bala –la que fue peritada-, quedó alojada en uno de los brazos de la víctima.

Alliaud intenta determinar si la pistola Bersa 9 milímetros secuestrada en el lugar y desde la cual aparentemente se hicieron disparos, la llevaba Scalzo, tal como declararon los gendarmes, o si la portaba alguna otra persona que participó de los incidentes previos.

La magistrada ya le tomó declaración testimonial a la madre del joven muerto y a una testigo del hecho que dijo que Scalzo no portaba armas.

Además, en el juzgado analizan un video casero aportado por la querella, donde en la corrida se ve cómo arrojan esa pistola Bersa y pega contra el portón donde luego fue secuestrada.

El hecho ocurrió el 17 de junio por la tarde cuando los tres gendarmes fueron alertados por vecinos del Barrio Rivadavia que ocho personas amedrentaban a una mujer.

Siempre según la versión de los gendarmes, cuando llegaron en la esquina de Alfonsina Storni y Pasaje Roldán, se encontraron con dos jóvenes armados con lo que mantuvieron un enfrentamiento, producto del cual Scalzo cayó muerto de los dos tiros que le ingresaron por la espalda.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.