access_time 22:31
|
5 de marzo de 2007
|
|
GIMNASIA (J) - GODOY CRUZ

Ganaba en el Norte pero se lo dieron vuelta

El Expreso se imponía sobre el Lobo jujeño con gol de Arzuaga. Pero jugó casi todo el partido con uno menos y terminó cayendo.

    Se ilusionó por momentos pero no hay caso, le terminan dando un mazazo luego de haberse imaginado su primer triunfo en la categoría. Lastimó, se replegó casi por obligación y terminó cayendo otra vez. Godoy Cruz empezó muy bien, jugó condicionado casi todo el partido y, cuando protegía el empate para llevarse un punto a Mendoza, el Lobo jujeño se lo arrebató de las manos. Jugar con uno menos casi todo el partido condiciona bajo cualquier punto de vista.

    Es menos aire a la larga y mayor desgaste. Pero, desde el comienzo, el Tomba fue mucho más atrevido a pesar de la derrota y no se achicó en escenario ajeno. Sí llegó la sorpresa para Godoy Cruz porque se quedó sin Enzo Pérez cuando iban apenas 20 minutos. El Principito dejó la cancha por escupir a un rival y el camino, definitivamente, se hizo cuesta arriba.

    Aunque en el campo de juego la realidad fue otra, ya que el Expreso empujó hacia adelante, al menos en el primer tiempo. Martín Arzuaga era un llanero solitario y metía en líos a la última línea jujeña y a esto se le sumaba el apoyo de los volantes del Expreso, quienes también colaboraban en el ataque.

    Y así llegó el tanto del equipo mendocino, porque Gustavo Pinto recibió un centro pasado por izquierda y, cuando se acomodaba para rematar frente a Valdiviezo, Silvio Iuvalé le cometió un claro penal en el área chica. El Torito Arzuaga la pidió y canjeó el penal por gol con un remate bien ejecutado. Y este tanto llegó en un momento ideal, teniendo en cuenta la diferencia numérica.

    En el complemento fue el momento de los jujeños. Porque el equipo de Mario Gómez comenzó a atacar por todos los sectores y Godoy Cruz se replegó para aguantar. Ricardo Gómez y Javier García tomaron protagonismo en la mitad y les dio resultado. Y fue tanta la presión que el gol no tardó en llegar. Por la derecha, Darío Gandín se le escapó a Cárdenas y la cruzó perfecta ante la salida de Torrico.

     El Lobo ponía el empate merecido, porque lo avanzaron tanto al Expreso que pudieron quebrarlo. Y Godoy Cruz se la jugó por refugiarse en su campo más que nunca. Un punto es un punto, ante la necesidad de sumar para el maldito promedio, y por eso ingresó Salustiano Candia para sumarse a los defensores. Pero los jujeños estaban intratables y aprovechaban los espacios, colándose en la última línea bodeguera.

    Por eso probó primero Darío Gandín y el Seba Torrico la mandó al córner. Luego, otra vez el arquero tapó un cabezazo de Fernando Soler para relucir la mejor atajada de la tarde. La mala fortuna fuera de casa parece perseguir al conjunto mendocino. De un forcejeo entre Candia y Pochola Silva, el árbitro Diego Abal habrá visto que el paraguayo le cometía falta al delantero y cobró penal a dos minutos del final. Marcelo Quinteros anotó desde los 12 pasos y así selló la séptima derrota para las negras estadísticas.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.