access_time 00:24
|
14 de junio de 2007
|
|

Fútbol con altura

Hay países que son 80 por ciento desierto, a otros países les tocaron tierras bajas de hecho en los Países Bajos hay zonas que están por debajo del nivel del mar. Y hay otros países a los que les tocó la altura. Dicen que en algunos de ellos se le pueden ver los pies a Dios.

    Hay países que son 80 por ciento desierto, a otros países les tocaron tierras bajas de hecho en los Países Bajos hay zonas que están por debajo del nivel del mar. Y hay otros países a los que les tocó la altura. Dicen que en algunos de ellos se le pueden ver los pies a Dios. Esto ha suscitado una controversia en el seno de la FIFA, donde se está discutiendo si permitirle jugar en la altura a países como Bolivia, Ecuador, Colombia, y otros que han tenido la mala suerte de ejercer soberanía en zonas elevadas.

   ¿Qué otra cosa les queda a los vagos? ¿Qué culpa tienen de haber cometido nacimiento en elevaciones extremas? ¿Qué pasaría si Nepal o Tíbet se decidieran a organizar un campeonato del mundo? Es peliagudo el asunto porque los que están a favor de la medida argumentan que los que están habituados a estas condiciones de altura juegan con ventaja extradeportiva, que la altitud los favorece, y claro que lo favorece, si los vagos han crecido jugándoles picados a los cóndores.Yo tuve la oportunidad de caminar por las calles de Potosí, a cuatro mil metros de altura. Dar un solo paso allí es procurarse una fatiga muscular integral.

    Por eso la FIFA ha pensado en impedir los partidos que se jueguen a más de 2.600 metros de altura. Los que siempre viven jugando en la altura alegan que a ellos también les cuesta un tiempo de adaptación jugar en el llano y deben tener sus razones, les debe costar. Así está la cosa y seguramente habrá de suscitar muchas controversias, así que yo abandonaría la idea de hacer un estadio en Plaza de Mulas, por lo menos por ahora.

TEMAS:

#Humor

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.