access_time 17:11
|
18 de septiembre de 2009
|
|
POLÉMICA EN PUERTA

Funcionario se fue denunciado por asesorar a quienes debía controlar

Alfredo Caballero estaba a cargo de Fiscalización y Control desde enero del 2008

    Una denuncia anónima presentada en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas terminó con la renuncia obligada de un funcionario del Ministerio de la Producción, al que se está investigando porque asesoraba a las mismas empresas que después debía fiscalizar. En la presentación se da cuenta de la existencia de la incompatibilidad de funciones, porque el funcionario aconsejaba en forma privada a las mismas firmas, en general alimenticias, que después debía fiscalizar o sancionar.

    Se trata de Alfredo Caballero, director de Fiscalización y Control, quien negó a este diario haber realizado ambas funciones a la vez. “La empresa es la figura legal con la que siempre me gané la vida y, desde febrero del 2008 hasta la actualidad, jamás asesoré a una firma que después debía controlar”, sostuvo Caballero, en un breve diálogo telefónico con El Sol. La sorpresa se la llevaron los funcionarios de ese ministerio el jueves, cuando Caballero presentó su renuncia al puesto, minutos después de enterarse de que había sido denunciado por un anónimo. Inmediatamente, el ministro de la Producción, Raúl Mercau, aceptó la dimisión e inició un sumario administrativo que intentará develar la verdad de manera paralela a la decisión adoptada por la Justicia.

    Carlos Peraffita, a cargo de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, reconoció haber recibido la denuncia que muestra signos de incompatibilidades de funcionario público, aunque no se animó a opinar sobre las penalidades que pueden caber sobre este funcionario si se comprueba la irregularidad. La consultora en cuestión es Proconsult SA, una firma que se dedica a asesorar empresas alimenticias y, entre los clientes principales, se encuentran grandes compañías que el mismo Caballero asesoraba en sus planes de negocios.

    La sede comercial está ubicada en Sargento Cabral 460 de Ciudad y, a través de la página web de la consultora, se puede ver que, como directora de la misma, figura su esposa, Gloria Bartolini, mientras que el segundo puesto en la línea de mando lo ocupa el funcionario. Los datos, como también las empresas a las que asesoraba, se pueden corroborar en www.proconsult.com.ar. Raúl Millán, subsecretario de Programación Alimentaria, negó que el Gobierno haya conocido los datos acerca de esta incompatibilidad de funciones.

    Alfredo Caballero es un militante justicialista de trayectoria, que ingresó a la función pública durante la administración de Arturo Lafalla y con la gestión jaquista, en enero del 2008, tomó el mando de Ficalización en la Oficina de Defensa del Consumidor. Caballero es ingeniero industrial, master en Gestión Ambiental y docente de la Facultad de Ingeniería de la UNCuyo. Además, se ha desempeñado como docente de la Escuela Internacional de Turismo, Hotelería y Gastronomía Islas Malvinas, entre otras cosas.

    Caballero no negó que su esposa siga trabajando para algunas firmas alimenticias, pero negó de plano que coincidan con las que debió controlar durante estos dos años. Millán aseguró que se han iniciado algunas negociaciones para nombrar al nuevo responsable de esa dirección, pero aún no está confirmado quién será el nuevo titular.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.