access_time 15:39
|
23 de noviembre de 2009
|
|
Polémica

Fuertes cruces por el posible uso del veto presidencial en el Congreso

Rossi reiteró que el bloque K rechazará los proyectos que la oposición presente "con ánimo revanchista"; De Narváez alertó que la herramienta no puede usarse "caprichosamente" y que la Presidenta "debe respetar la voluntad popular"; desde la UCR, alertaron que el Gobierno quiere "cerrar" el Parlamento

En la antesala de una semana clave para el Congreso, en la que el kirchnerismo buscará avanzar con leyes clave para la Casa Rosada antes de que terminen las sesiones ordinarias, se profundizó el debate en torno a la posibilidad de que el gobierno de Cristina Kirchner apele a su capacidad de veto para frenar proyectos en el Parlamento.
Mientras que Agustín Rossi insistió en que la Casa Rosada utilizará esa herramienta siempre que lo considere necesario, Francisco De Narváez reclamó a Cristina Kirchner que "respete" la "voluntad popular" expresada en las últimas elecciones legislativas y desde el radicalismo acusaron al kirchnerismo de querer "cerrar el Congreso".
"No entiendo porque tanto escándalo", comenzó Rossi en declaraciones a FM Millenium. Aludió así a su sentencia respecto del posible veto de futuras leyes. Y completó: "Es una verdad de perogrullo. Ningún gobierno está obligado a gobernar con leyes que no comparte".
Enseguida, intentó matizar su advertencia, aunque no sin recordar que, hasta el 10 de diciembre, el kirchnerismo tendrá mayoría en ambas cámaras. "No digo que todas las leyes de la oposición serán vetadas", sostuvo. No obstante, añadió: "Si las leyes que se proponen son con ánimo revanchista, seguramente el oficialismo no las apoyará y entonces tendrán que conseguir primero los votos en Diputados, luego en el Senado y después al Poder Ejecutivo le queda el instrumento del veto"
Fue entonces cuando apuntó contra la oposición. "Me parece lógico que un escenario como el que tenemos en los próximos dos años debe llevar a la oposición a hacer lo que no ha hecho hasta ahora, que es buscar niveles de acuerdo o de consenso con el oficialismo para que las leyes que finalmente se aprueben y terminen estando vigentes", señaló.
En el mismo sentido, agregó: "El oficialismo tiene voluntad de acordar y consensuar; los que no tienen voluntad son los miembros de la oposición. La oposición está en un juego donde no sólo mira al oficialismo sino que la oposición se mira entre sí en un juego donde no importa la calidad, o la magnitud o el fondo de la ley sino el posicionamiento político contra el gobierno nacional".
"Contra la voluntad popular". De Narváez, que el 28 de junio derrotó a Néstor Kirchner en las legislativas, fue lapidario. "El veto es una atribución presidencial, pero no se puede utilizar caprichosamente. Si la Presidenta abusa de los vetos será una muestra más de que el kirchnerismo le falta el respeto a la voluntad popular expresada en las urnas", opinó a través de un comunicado.
En la misma línea, advirtió que Cristina Kirchner "deberá asumir el costo político de vetar leyes aprobadas por los representantes del pueblo y de las provincias".
"Cerrar el Congreso". Tampoco la UCR tardó en responder a la dura sentencia de Rossi. "No tenemos ninguna duda de que el gobierno nacional va a utilizar el veto como herramienta, con el único fin de cerrar el Congreso", señaló el diputado jujeño Miguel Angel Giubergia.
"Ya lo veníamos advirtiendo, va a ser la primera vez que el kirchnerismo se va a amparar en la Constitución Nacional para justificar sus actos", añadió.
Además, el legislador acusó a Rossi de ser "mensajero" de los Kirchner. "Los dichos del diputado Rossi, que sólo funciona como el mensajero de Néstor y Cristina, sólo confirman la poca vocación democrática del oficialismo y la firme voluntad de los Kirchner de ponerle un candado a las puertas del Poder Legislativo tras la derrota del 28 de junio", concluyó.
La lista de leyes que el Poder Ejecutivo pretende tener aprobadas antes del recambio legislativo del 10 de diciembre incluye la prórroga de la emergencia económica, la modificación del régimen de monotributo y la reforma política.
Definición a priori. Por su parte, Aníbal Fernández intentó suavizar la advertencia de Rossi sobre el veto sistemático de iniciativas impulsadas por la oposición, pero ratificó el uso de esa herramienta por parte del Poder Ejecutivo.
"No comprendo bien las palabras de Rossi y no puedo responder por ellas. No puedo hacerme cargo de sus dichos", se distanció el jefe de Gabinete en declaraciones a radio Continental.
En el mismo sentido, dio a entender su desacuerdo con que se hagan definiciones "a priori", como se refirió a la advertencia de Rossi.
Sin embargo, recordó que el poder de veto "está contemplado por la Constitución Nacional en su artículo 77" y añadió: "Son las reglas de juego".

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.