Alerta de Defensa Civil por tormentas en distintas zonas de Mendoza
access_time 12:00
|
27 de abril de 2007
|
|
YA ESTÁN LOS TRES ACUSADOS

Fue detenido en una finca de Junín. Lo imputaron por el homicidio. Se cotejarán huellas

El testimonio de uno de los apresados por el crimen de Laura Abonassar de Gil lo comprometió seriamente en la causa que investiga el fiscal Luis Correa Llano

    El testimonio de uno de los apresados por el crimen de Laura Abonassar de Gil lo comprometió seriamente en la causa que investiga el fiscal Luis Correa Llano. Así cayó detenido el tercer sospechoso de participar en el conmocionante hecho ocurrido hace 13 días frente a la plaza Juan de Dios Videla, en Godoy Cruz. Estaba escondido. Tenía miedo. Su nombre quedó registrado en las fojas del expediente y por eso se alejó varios kilómetros.

    Después de refugiarse en una estancia de Junín, ayer a la siesta, personal de Investigaciones golpeó la puerta de la casa y al buscado no le quedó otra alternativa que entregarse, aunque, igual que los otros dos detenidos, se resistió y no quiso meterse en el móvil policial. Tiene 26 años. Inmediatamente fue trasladado a la capital mendocina. Quedó alojado en Contraventores y luego lo llevaron ante el fiscal para la correspondiente declaración. Pero se negó, contrariamente a lo que hizo uno de los apresados del martes.

    De todas formas, el círculo de sospechosos que abrió el fiscal rápidamente está a punto de cerrarse, ya que los tres malvivientes que señala la Justicia están tras las rejas. Sólo resta saber si fueron ellos quienes ejecutaron con una pistola calibre 22 a la mujer de 42 años. Las pruebas en su contra son demasiadas y contundentes. Huellas, testigos y la pericia realizada al arma fueron la clave para dar con su paradero. Es importante destacar que un llamado anónimo fue el que cerró el círculo alrededor de los presuntos autores materiales del robo y el asesinato.

    El martes a la mañana, una voz masculina de identidad reservada dijo que sabía dónde estaban y quiénes eran los asesinos de Abonassar. También dio pistas sobre el arma. Horas más tarde, dos sujetos estaban tras las rejas vociferando su inocencia inocencia. Habían sido vistos cerca del hotel alojamiento El Monumental y, minutos después, estaban esposados. Una huella dactilar hallada en el Peugeot 307 que robaron a la mujer, fue cotejada con las de los dos nuevos imputados. Uno de ellos agachó la cabeza cuando le informaron que la coincidencia con el rasgo obtenido era casi perfecta.

    El crimen de Abonassar ocurrió frente a su pequeño hijo de seis años cuando tres malvivientes se acercaron con actitud mafiosa para robarle el moderno vehículo que ella conducía. Pero la víctima no quiso entregar el auto. Como respuesta, uno de los sujetos apretó el gatillo del 22. La bala ingresó por la nuca y se incrustó en el cráneo de Laura, quien falleció días después en el Hospital Italiano.

    Los peritos unieron los fragmentos encontrados en la cabeza de la víctima y los cotejaron con la cápsula encontrada en el coche. Otra vez, el resultado fue desalentador para los imputados: esa pistola calibre 22 era la que había terminado con la vida de la mujer. Los dos jóvenes que fueron aprehendidos cerca del hotel, de 18 y 20 años, fueron imputados rápidamente.

    Primero se negaron a declarar. Pero, horas más tarde, uno de ellos quiso hablar con el fiscal. Habría aportado los datos necesarios para armar el rompecabezas del homicidio. Los próximos días serán cruciales para los detenidos. Los tres serán sometidos a rueda de reconocimiento con los testigos presenciales del hecho. En la última detención también se secuestraron prendas para ver si presentan vestigios de sangre.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.