access_time 08:46
|
11 de diciembre de 2006
|
|
CRUENTO ASESINATO EN EL BARRIO LA GLORIA

Fue acribillado frente a su esposa

La familia de Miguel Ángel Rojas, el hombre de 32 años que fue brutalmente asesinado en la madrugada del sábado, negó que el crimen se trate de un ajuste de cuentas

           Su familia lo describe como un hombre sin enemigos y cuenta que Miguel tenía tres trabajos, con los que ganaba lo necesario para ofrecerle una vida digna a sus pequeñas hijas. Pero la muerte lo golpeó de manera inesperada cuando, en la madrugada del sábado, quisieron cobrarle peaje para ingresar a su barrio, se negó a pagarlo y fue acribillado a balazos delante de su mujer. Miguel Angel Rojas (32) fue intimado por tres delincuentes en la entrada al barrio La Gloria mientras regresaba de la casa de un familiar.


        Los pesquisas no descartan que se trate de un ajuste de cuentas, por el ensañamiento con que fue atacado. Sin embargo, la familia negó esa afirmación y sostuvo que Miguel los conocía, por eso cargaron las cinco balas contra él. Durante el sepelio, que se realizó en una sala de Godoy Cruz, Rosa y Andrea Rojas, hermanas de la víctima, describieron el dolor que les toca vivir. “No voy a parar hasta que estén detrás de las rejas”, dijo una de las mujeres.


        Las cuatro hermanas de Miguel coincidieron en la hipótesis de que el ensañamiento obedeció a que los delincuentes fueron identificados por su hermano. “Todos saben quiénes son, porque estos chicos siempre se manejan de esa manera”, aseguró una de ellas. Miguel estaba casado con Eugenia, de 26 años. Las tres pequeñas del matrimonio, Rocío (7), Camila (3) y Priscila (8 meses), estaban junto a su padre en el velorio. “Rocío nos pregunta por qué a su padre, si nunca discutió con nadie”, comentó Andrea Rojas.


      La mujer reveló, además, que su hermano trabajaba por la mañana en la Municipalidad de Godoy Cruz, mientras que por la tarde lo hacía en un taller mecánico. Pero, además, los fines de semana participaba en la distribución de helados a los negocios del barrio. “Era una persona honesta que trabajaba para darles lo mejor a sus hijas”, repetían las hermanas, en medio del desconsuelo. También relataron que Miguel siempre vivió en el barrio, por lo que todos los vecinos lo conocían. La causa está a cargo de la Oficina Fiscal Nº3, con asiento en la Comisaría Séptima de Godoy Cruz.


        Los investigadores se manejan bajo estricto secreto y no descartan ninguna hipótesis, teniendo en cuenta la complejidad del hecho. Entre los aspectos sospechosos, señalan el ensañamiento, la precisión de los proyectiles y el hecho de que sólo dispararon contra él, cuando circulaba en compañía de su mujer y un amigo. Según revelaron los familiares, la esposa de Miguel se presentará hoy ante el fiscal a cargo de la investigación para ampliar su testimonio y relatar la tragedia que le tocó vivir.


     Es que Eugenia fue trasladada a la oficina fiscal a minutos de conocer el deceso de su marido y sólo relató un panorama general de lo sucedido durante la madrugada del sábado,pero no precisó detalles.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.