access_time 08:08
|
13 de junio de 2018
|
Expectativas

Corte de Nueva York se mete en una demanda contra Mendoza

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1528819038533corte%20n%20york.jpg

El máximo tribunal de Apelaciones le requirió al principal órgano de justicia de ese estado norteamericano que se expida sobre los 10 diez millones de dólares de intereses que le solicita a la Provincia un "fondo buitre".

El conflicto con los fondos buitre, que reclaman a Mendoza el pago de intereses por US$10 millones, todavía no está cerrado y, ahora, será la Corte de Nueva York la que tendrá que emitir una opinión al respecto.

Hace pocas semanas, la Corte de Apelaciones determinó que quiere escuchar la opinión de la Corte de Nueva York sobre una norma que es local acerca del pago de intereses que reclama el tenedor de bonos Mosche Marcel Ajdler.

Específicamente, esa Corte local debe responder si después de que prescribió el reclamo por los capitales, se pueden seguir exigiendo intereses. En caso de que la respuesta sea positiva, la pregunta es si se pueden reclamar ad infinitum.

“La Corte de Nueva York estuvo en receso. Ahora resta esperar que admita la consulta, para que luego se fije un cronograma donde, probablemente, se establezca otra audiencia”, explicó el fiscal de Estado, Fernando Simón. “Si la Corte federal le consulta a la Corte local su interpretación, es porque la va a tener en cuenta cuando dictamine”, añadió.

De todos modos, tanto el Ejecutivo como la Fiscalía de Estado son optimistas porque entienden que no debería prosperar esa demanda. “Hay que tener presente que aceptar el planteo abre una puerta muy complicada, porque, así, otros podrían reclamar intereses de un bono prescripto”, indicó el Ministerio de Gobierno.

“Tenemos confianza en que nos vaya bien, porque, si se admite el reclamo, se transforma en un gran negocio, no cobran capital pero pueden estar años cobrando intereses”, explicó Simón. Para saber la decisión que se tomará no hay plazos definidos, aunque esperan que se resuelva en el transcurso de este año.

La historia del reclamo

Como consecuencia de la crisis económica del 2001 se inició un proceso de reestructuración de la deuda provincial, precisamente del bono BACX1 (bono Aconcagua). Luego, en el 2004, con la gestión de Julio Cobos, se realizó un cambio que consistía en dar de baja a esos títulos emitidos por Mendoza, entregando a cambio nuevos títulos de deuda denominados Bono Mendoza 2018.

Una vez que finalizó el canje, el resultado de la emisión del Bono Mendoza 2018 ascendió a US$250 millones, quedando un remanente sin canjear correspondiente al Bono Aconcagua 2007 por US$10 millones, aproximadamente.

A raíz de esa situación, el tenedor de bonos –Mosche Marcel Ajdler– inició la demanda al sostener que tiene derecho a recuperar la totalidad del capital e intereses devengados. En el 2016, el abogado de la firma envió dos cartas en las afirmaba que su cliente era tenedor de bonos emitidos por Mendoza en 1997, que no fueron entregados en canje, por un monto principal de U$S7.050.000.

Alternativamente, sostenía que, al menos, tenía derecho a recuperar intereses sobre los bonos durante los últimos cuatro años, según informó el Ejecutivo el 9 de marzo.

En la primera instancia, el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York hizo lugar a la moción presentada por Mendoza y rechazó la demanda, ante lo que el bonista insistió con su reclamo al apelar la decisión ante la Corte de Apelaciones de Nueva York.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.