access_time 23:32
|
26 de julio de 2006
|
CLÁSICO SANTO PATRONO SANTIAGO

Flag John, el nuevo monarca

El zaino montado por José Luis Campanello llegó desde atrás y se adjudicó la carrera más esperada del año. Cerca de 15.000 personas disfrutaron de una jornada impecable en el Hipódromo provincial

          “Hace mucho tiempo que no veía el Hipódromo con tanta gente. Sólo falta que ahora gane mi pollo, je”, comentaba, binoculares en mano, un burrero de años que no se pierde ni una carrera en La Catedral, minutos antes de la largada del gran clásico. Y tenía razón el hombre. El Hipódromo de Mendoza estaba colmado por 15.000 personas, con las boleterías desbordabas de gente que le ponía unos pesos y unas esperanzas a los pingos. Todos analizaban y hacían conjeturas de lo que podía suceder.


         Hasta que apareció el zaino Flag John, montado por José Luis Campanello, para cruzar el disco primero que nadie, para llevarse el Clásico Santo Patrono Santiago Copa Canal 9, en su 51ª edición, para desilusionar a varios, para alegrar a otros tantos. En fin, para ponerle la frutilla a una jornada impecable. La carrera que todos querían ver comenzó con Tac Tac Tac tomando la vanguardia, seguido a medio cuerpo por Ideal Lover. Tac Tac Tac hizo ilusionar a muchos y estuvo buena parte de la competencia al frente.


         De cerca lo perseguían Ideal Lover y Halo Blood. Flag John corría varios cuerpos atrás, como lo habían planeado los suyos. Ya iba a llegar el momento indicado para dar el golpe. Cuando pasaron por los mil metros, la lucha era entre Tac Tac Tac e Ideal Lover. El público mantenía un silencio expectante. Algunos sufrían, otros lo disfrutaban. Halo Blood tomó la delantera cuando restaban 500 metros. Tac Tac Tac se iba quedando y otros empezaban a remontar posiciones. En la recta final, Ideal Lover tomó la primera posición.


       Fue en ese momento cuando Campanello y Flag John, que ya venían avanzando, aparecieron en la lucha remando desde atrás. Ahí, en los últimos 200 metros, Flag John, hijo de Flag Down y Potride, demostró por qué había ganado en Palermo meses atrás, por qué se llevó los 1.600 metros en el último Vendimia y los 2.000 en el Clásico 25 de Mayo. El caballo que cuida Enrique Rivamar voló en los últimos metros, dejó a todos atrás y cruzó el disco sacándole cuatro cuerpos de ventaja al segundo, Ideal Lover. Marcó un tiempo de 2’ 18” y 2/5. Tercero arribó Gran Puntero, que no pudo repetir el triunfo de las últimas dos ediciones. La cuarta posición fue de Halo Blood y quintó quedó Tambur.


       Así, escalando posiciones desde el fondo, Flag John anotó su nombre en el extenso y rico historial del Patrono Santiago. El burrero de años, con sus binoculares ahora al cuello, no pudo celebrar: su pollo le falló. Pero se fue contento.“No todos los días se ve una fiesta así”, dijo mientras empezaba a esperar la revancha del año que viene.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.