access_time 19:39
|
31 de julio de 2006
|

FÓRMULA UNO

Fernando, parece que se viene Schumacher

El alemán ganó en su propia casa y se puso a 11 puntos de Alonso, actual puntero del campeonato. La temporada se pone vibrante cuando restan seis carreras.

     El alemán Michael Schumacher dio ayer un paso más en su caza del español Fernando Alonso al imponerse en el Gran Premio de Alemania de Fórmula 1, por delante de su compañero en Ferrari, el brasileño Felipe Massa, y del finlandés Kimi Raikkonen. Alonso, de Renault, terminó quinto y su ventaja al frente del campeonato mundial de pilotos se redujo a 11 puntos, a falta de seis carreras para el final, después de las tres victorias consecutivas de Schumacher.


     El español campeón del mundo tuvo dificultades con los neumáticos y nunca optó por meterse en la lucha por el podio. Schumacher logró la victoria frente a su afición, tras una exhibición de Ferrari, que se encuentra en el mejor momento de la temporada. La ventaja mecánica y psicológica parece estar ahora del lado del heptacampeón mundial, que logró su quinta victoria de la temporada y la 89 de su carrera. Schumy depende ahora sólo de sí mismo para ganar un nuevo título.


     "No podría haber sido un fin de semana mejor. No simplemente ganamos, sino que conseguimos reducir la distancia en un momento crucial de la temporada. Pero hay que esperar que Renault contraataque", dijo Schumacher."El campeonato puede ponerse realmente interesante", agregó. Alonso ha visto cómo su ventaja de 25 puntos se redujo, paulatinamente, en las últimas carreras, pero no parece desesperar."Ni era tan optimista antes ni soy tan pesimista ahora. Confío en el trabajo con Michelin y seguro que volveremos a ganar muy rápido", consideró.


     Pese a la pole de Raikkonen, la sesión de clasificación del sábado ya había mostrado que Ferrari y su socio Bridgestone eran superiores a Renault y los neumáticos Michelin. Mientras Schumacher y Massa partieron en la segunda y tercera posición, respectivamente, Alonso tuvo que conformarse con la séptima posición en la largada. Raikkonen consiguió, por primera vez en la temporada, clasificar en la pole, pero tuvo que cargar combustible muy rápido y su sueño de conseguir una victoria desde octubre del 2005 terminó en su primera parada, ya en la vuelta 11 de la carrera. Schumacher se hizo pronto con el liderato y ya no lo abandonó hasta el final, protegido por su fiel escudero Massa, que no lo inquietó.


     Fernando Alonso adelantó dos puestos en otra de sus espectaculares salidas, pero pronto los volvió a perder. En carrera, apenas logró recuperar posiciones, pues su quinta plaza debe agradecérsela, principalmente, al abandono en los últimos compases de la prueba del australiano Mark Webber, de Williams. El campeonato se pone lindo y Schumacher tiene carreras por delante como para alcanzar al español. Esta semana será clave para el equipo Renault que debe ajustar previo al Gran Premio de Hungría. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.