access_time 20:05
|
7 de octubre de 2006
|
|
SIGUE LA POLÉMICA CON LA IGLESIA

Fernández: ?Kirchner no se calla?

El ministro del Interior dijo que el Gobierno no tiene vocación de ofender ni agraviar. Por su parte, Roberto Lavagna, recomendó no crispar a la sociedad con este tipo de discusiones.

    La polémica entre el Gobierno y la Iglesia se mantenía ayer en los medios, luego de que el ministro del Interior, Aníbal Fernández, defendiera el derecho presidencial de “no callarse la boca” y recibiera una irónica réplica del ex obispo de Puerto Iguazú, Joaquín Piña. En tanto, terció el ex ministro de Economía y posible candidato para el 2007 Roberto Lavagna, quien recomendó al presidente Néstor Kirchner –a quien evitó nombrar– “no crispar" a la sociedad con estas discusiones.

    Fernández dijo, en Mar del Plata, adonde viajó para encabezar un acto sobre políticas municipales, que el Gobierno “no tiene por vocación ofender ni agraviar”. Pero advirtió que el jefe del Estado tiene el derecho a “no callarse la boca” cuando alguien como el vocero del Arzobispado de Buenos Aires, Guillermo Marcó, lo acusa de alentar odios entre los argentinos “levantando el dedo acusador”.

    La polémica se enmarca en la intención del gobernador misionero,Carlos Rovira, de reformar la Constitución provincial para incorporar la reelección indefinida, lo que es rechazado por la Iglesia, incluso con hechos, ya que Piña es candidato a constituyente por la oposición.

    “No tenemos por vocación ofender ni agraviar, lo que pasa es que el presidente no se calla la boca y dice lo que tiene que decir, guste o no guste”, aseveró Fernández. Además, advirtió que las palabras de Marcó parecieron un insulto innecesario hacia el jefe del Estado. Kirchner afirmó el jueves, en el partido bonaerense de Tres de Febrero, que “Dios es de todos, pero cuidado, que el diablo también llega a todos, a los que usamos pantalones y a los que usan sotana”.

    CANDIDATO MISIONERO. Por su parte, Piña dijo tomar con humor las palabras de Kirchner y deslizó con ironía: “Se ve que hace mucho que no va a la Iglesia, porque hace años que no usamos sotana”. “Yo lo tomo con cierto humor. A eso que dice acerca de que Dios es de todos, le dije que claro que sí, el problema es que, a veces, nosotros no estamos con Dios”, señaló Piña. Además, dijo: “En Misiones hace rato que estamos preocupados por las pretensiones del Gobierno provincial, el que, poco a poco, se ha convertido en dictador”.

    A todo esto, Lavagna salió a opinar desde Francia y llamó a “evitar la crispación de la sociedad”, porque afecta, según dijo, la calidad de las instituciones y termina poniendo “en peligro el proceso de desarrollo e, incluso, el de crecimiento” económico. Lavagna, quien evitó nombrar a Kirchner directamente, explicó que la calidad institucional pasa “por crear en la sociedad un clima de consenso, de búsqueda de consensos y de concertaciones y por evitar la crispación”.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.