access_time 15:56
|
14 de marzo de 2019
|
Conmoción en Las Heras

Femicidio seguido de suicidio: la pareja convivía pero estaba separada

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1552589805092Femicidio%20Las%20Heras.jpg
Analía Azzolina y Claudio Rodríguez, en otros tiempos.

El hecho ocurrido la tarde de este jueves generó un fuerte impacto en la barriada. Analía Azzolina y Claudio Rodríguez estaban separados pero compartían el mismo techo. Por causas que son motivo de investigación, el hombre mató a la mujer y luego se disparó en la cabeza. Uno de los hijos es un reconocido cantante de cumbia.

Los vecinos de calle Monseñor Verdaguer de Las Heras se mostraron consternados por el femicidio seguido de suicidio ocurrido la tarde de este jueves en la casa ubicada a la altura 1184.

Es que Verónica Analía Azzolina (46) era una mujer muy querida en la zona. También uno de sus hijos, uno de los cantantes de cumbia locales más reconocidos por sus tributos al desaparecido Leo Mattioli. 

Lo cierto es que Analía fue ejecutada de un disparo en su cabeza por su ex pareja, quien vivía con ella.

El autor del hecho, de acuerdo con la investigación que lidera el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, fue Claudio Fernando Rodríguez. Este hombre de 51 años se suicidó tras el hecho.

El femicidio seguido de suicidio fue descubierto por un yerno y los hijos de la pareja. Habría ocurrido un par de horas antes del hallazgo.

La mujer se encontraba en el piso del comedor, junto a una mesa, boca abajo y llena de sangre. La escena generó un fuerte impacto en los presentes, quienes entraron en un estado de desesperación.

El cuadro se agravó cuando vieron a Rodríguez semi sentado en la puerta que de da al patio: en ese momento confirmaron que estaba muerto. El hombre también estaba lleno de rastros hemáticos y una escopeta yacía a su lado.

Una vez que el fiscal Pirrello y los policías llegaron hasta la escena, centraron la causa (la que será archivada porque el autor murió en el hecho) en conocer algunos detalles para desentrañar el móvil.

De acuerdo con los testigos, Azzolina y Rodríguez estaban separados pero compartían el mismo techo. Esos problemas se acentuaron con el paso del tiempo y el hombre decidió terminarlos perpetrado un femicidio.

En diálogo con El Sol, los vecinos contaron que ambos supieron dedicarse al rubro de la seguridad privada pero que tuvieron que dejar esta actividad por conflictos laborales.  

Policía Científica trabajó en la escena y confirmó que Azzolina y Rodríguez presentaban lesiones de arma de fuego en el mismo sector del cuerpo: la cabeza.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.