access_time 15:58
|
7 de julio de 2006
|
MUEREN EL CHOFER Y EL AUXILIAR DE ABORDO

Fatal choque de un micro de Andesmar

El trágico accidente ocurrió sobre la ruta 151, en el límite norte de las provincias de Río Negro con Neuquén, de donde partió el micro que tenía como destino nuestra provincia

       El chofer y el auxiliar de a bordo de un ómnibus de larga distancia murieron y otras 27 personas resultaron heridas, el miércoles en la noche, al chocar el vehículo en el que viajaban contra la parte trasera de un camión con acoplado cargado de ladrillos, en la ruta 151, en cercanías de la localidad rionegrina de Sargento Vidal, informaron fuentes policiales. El accidente, del que fue parte un ómnibus de larga distancia de la empresa Andesmar, se produjo poco después de las 21 del miércoles, y el recorrido que hacía esta unidad era desde la capital de Neuquén hacia la ciudad de Mendoza.


       Las víctimas fatales fueron identificadas como Ricardo Domingo Blanco, de 54 años, conductor del micro, y Arturo Dino Frezotti, de 23, auxiliar de servicio. En tanto, otras 27 personas resultaron heridas, de las cuales 25 fueron internadas en los hospitales de Cinco Saltos, Cipolletti y Neuquén. Entre los pasajeros lesionados había cinco mendocinos y estos fueron identificados como Pablo Triviñi, Ernesto Schumacher, Luis Maldonado, Norma Molina, oriundos de la capital mendocina, y Luis Benegas, oriundo de Malargüe.


     El choque se produjo, pasadas las 21, entre el micro Volvo dominio DWX 222, interno 136, de la empresa Andesmar, que había partido de Neuquén con destino a Mendoza y el camión Ford, chapa B 336913, que circulaba en la misma dirección, con caja y acoplado repletos de ladrillos. Por razones que se investigan, el camión permanecía detenido sobre la cinta asfáltica y su conductor, cuyos datos no fueron informados, estaba parado sobre la ruta, junto a la caja, en el momento del impacto, por lo que recibió heridas de consideración y fue internado.


     Los bomberos de Cinco Saltos, ciudad ubicada a diez kilómetros del lugar del choque, alertados por un pasajero del micro a través de su celular, fueron los primeros en llegar y debieron usar pinzas neumáticas para poder extraer a los muertos y heridos de entre las chapas retorcidas. También participaron efectivos de las localidades de Contralmirante Cordero y Barda del Medio. “Una de las mayores dificultades era la gran cantidad de trozos de ladrillo que se habían introducido en la cabina del micro. Tuvimos que trabajar hasta las cuatro de la madrugada para poder despejar la ruta en su totalidad”, dijo el jefe de la unidad, comisario Eliazar Contreras. “En el momento del choque había bancos de niebla sobre la ruta, lo que podría haber sido el motivo del accidente, ya que todo parece indicar que el chofer del micro no pudo ver al camión hasta que lo tuvo encima”, concluyó el policía.


     Otras fuentes de este caso precisaron, ayer a la tarde, que el camión que transportaba ladrillos habría detenido su marcha debido a que sufrió un desperfecto mecánico. A esta circunstancia, que es analizada por los peritos viales que actuaron en este hecho, habría que adicionarle que el camión no habría tenido las luces traseras funcionando, lo que habría jugando en contra del chofer de Andesmar que chocó al camión ladrillero.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.