access_time 00:12
|
23 de noviembre de 2009
|
|
APOYO AL GITANO

Fans chilenas cantaron por su salud

Desde un improvisado altar, donde se reza y baila, coreutas trasandinas le dedicaron canciones a Sandro. Las señoras estuvieron en el Cantapueblo.

    Las manifestaciones de afecto hacia el ídolo popular Roberto Sánchez no tienen límite. Desde un improvisado altar armado el primer día, hasta un coro de chilenas interpretó canciones en la puerta del Hospital Italiano para apoyar a Sandro y pedir que evolucione favorablemente. Los partes médicos que informan sobre el estado de salud de Sandro rompen las fronteras. El coro del Hospital Base Osorno de Chile, dirigido por José Bravo, se encuentra en Mendoza para participar en el Cantapueblo 2009.

    Sus integrantes son mujeres de más de 50 años y todas confesaron ser fieles seguidoras del arte del Gitano. Por eso, aprovecharon que estaban en la provincia para dirigirse a la puerta del centro de salud y cantar algunas canciones de su ídolo. El viernes se esperaba la llegada de tres colectivos desde Buenos Aires con fans de todas la edades, pero aún no arribaron a la provincia. También se anunció que venía otro ómnibus exclusivo desde el Sur de la provincia, por lo que se montó un gran operativo de seguridad privada y de la Policía de Mendoza para resguardar la integridad de las personas.

    Teresa de Barroso, de Dorrego, y Liliana Barros, de San José, ambas de Guaymallén, se conocieron en la puerta del hospital, sin embargo, a la hora de hablar con El Sol parecían grandes amigas que sentían las canciones de la misma manera. Las dos aprovecharon que estaban cerca, y como los dos primeros días estuvo repleto de gente, no querían ir. Ellas consideran que, al estar próximas de Sandro, le transmiten “toda la energía positiva que él necesita para recuperarse”. “Vamos a seguir viniendo hasta que le den de alta”, contó Teresa. Si bien el parte médico se daba dos veces al día y ahora se ofrece sólo una vez, al mediodía, las fans están haciendo guardia las 24 horas.

    “Queremos estar presente para ayudar. El día que yo me muera, quiero que mis hijos pongan una canción de Sandro”, dijo Liliana, quien confesó que vio todas las películas y escuchó todos los discos que grabó su ídolo. “Su música me transporta a esos momentos felices que viví gracias a él. Mi marido siempre estuvo celoso, pero, bueno, yo a Sandro no lo abandono”, comentó Teresa.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.