access_time 12:53
|
17 de agosto de 2006
|
LAICOS REPUDIARON EL ABORTO

Familias se ofrecen para adoptar al bebé

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/174/986/000174986-20111120060817_02_1203333.jpg

Unas 60 personas se convocaron en la gruta de la Virgen del Hospital Militar para rezar por la joven y el bebé. Pidieron que no se practique el aborto y que se dé paso a una adopción.

    La reacción de una parte de la comunidad laica estaba anunciada y no se hizo esperar. El pedido de autorización para practicarle un aborto a una joven discapacitada recibió el más enérgico repudio de unas 60 personas que se convocaron en la gruta del Hospital Militar para rezar por la salud de la chica y el niño. Pero el rechazo a la posibilidad del aborto fue más allá, porque dos parejas se ofrecieron como padres adoptivos del pequeño.

    La gruta de la virgen, que se encuentra en las inmediaciones del hospital, convocó el pedido de los católicos que reclamaron una vez más que se respete el derecho a la vida de los niños por nacer. Momentos antes de comenzar a rezar, Mabel de Murri y Eduardo Cattaneo, revelaron que enviaron una carta documento al director del Hospital Militar para pedir la adopción del niño. “Aunque el pequeño tenga serias dificultades de salud, lo queremos en nuestras casas”, sostuvieron las dos personas que son padres de cinco hijos naturales cada uno.

    Los dos aseguraron que la posibilidad fue debatida junto a sus parejas e hijos y que lucharán por conseguir una adopción legal. Mabel sostuvo el rechazo al aborto argumentando que sería otro asesinato más. “El hecho de la violación es aberrante, pero sacarle la posibilidad al niño inocente es peor”, según la mujer. Mientras que Eduardo aseguró entender el rechazo de la familia de la joven que habría sido violada, pero remarcó que el niño no tiene la culpa.

VOCES. A la convocatoria se unieron las representantes de la Liga de Madres de Familia, quienes emitieron un comunicado que ampara su defensa en la Constitución, haciendo referencia a las modificaciones realizadas en 1994, que versan sobre la protección de la vida humana desde el momento de la concepción. “Somos firmes en nuestra voz: el aborto no puede ser un derecho para las mujeres cuando la víctima –que siempre muere– también es una mujer, una niña por nacer”, dice el escueto comunicado firmado por la presidenta de la Asociación, Silvia de Bär.

    El repudio también vino de la voz de los más jóvenes, porque un grupo de adolescentes del grupo ProVida Esperanza hizo sentir sus voces. Valentina y Mercedes, de sólo 15 años, argumentaron que el aborto representa un desprecio por la vida y con esta concepción se debería abortar a todos los niños down o con deficiencias mentales. “Sin embargo esos padres se animaron a tenerlos”, coincidieron las chicas.

SÓLO EN OFF. Entre voces y sólo en off, los autoconvocados se animaron a cargar contra las fuentes que revelaron la violación, argumentando que esta es un secreto médico y no debería haber trascendido. Además cargaron contra los jueces de Familia, sin revelar nombres de los que “pretenden instalar el debate del aborto en la sociedad”, según sus propias interpretaciones.

MISA. Los fieles invitaron a la población a una misa que se realizará hoy a las 10 en la capilla del Hospital Militar, en Boulogne Sur Mer. En ese lugar, las Hermanas Mercedarias de la Caridad pedirán por la salud de todos los enfermos pero, especialmente, por la familia de la chica discapacitada. El Capellán del Ejército será quien ofrecerá la misa, que se celebra todos los jueves en ese lugar, pero que esta vez tendrá un tinte especial.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.