access_time 17:41
|
3 de noviembre de 2009
|
|
PRODUCCIÓN DE VID Y DE VINO

Factores medioambientales van a modificar la vitivinicultura

Como parte de la Vinandino 2009, se realizó una charla a cargo de Carla Aruani, una especialista en el tema del cambio climático.

    El cambio climático y su posible impacto en la industria vitivinícola, así como la importancia de la Huella de Carbono, fueron analizados ayer en San Juan en una conferencia organizada por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). La charla Cambio climático y la Vitivinicultura: Impactos Potenciales en la Producción de Uvas y Vinos de Argentina y el Mundo, a cargo de la ingeniera agrónoma Carla Aruani, es una actividad previa al comienzo del Vinandino 2009. La denominada Huella de Carbono es un mecanismo de trazabilidad de gases de efecto invernadero emitidos por una empresa al generar un producto o servicio. Las condiciones medioambientales tienen una influencia directa en el crecimiento de la vid, la maduración adecuada de la uva y en la calidad del vino.
     La producción de vinos de calidad se encuentra concentrada en regiones con condiciones ambientales muy específicas, que las hacen muy vulnerables a variaciones climáticas de corto y largo plazo. Es por ello que cualquier cambio climático importante tiene el potencial de afectar significativamente la producción de vinos de calidad no sólo en Argentina, sino también en principales regiones vitivinícolas del mundo. Diversos estudios de datos de temperaturas globales han encontrado que las zonas vitivinícolas del mundo han registrado un calentamiento generalizado en el último siglo. Estudios preliminares realizados por el INV concuerdan con los análisis globales e indican que las zonas vitivinícolas argentinas (desde Salta a Río Negro) han experimentando aumentos de temperatura desde principios de siglo.
    También han observado alargamientos en los períodos de cosecha, ya que la fecha de inicio de cosecha no sólo tiende a adelantarse, sino que el fin de la vendimia tiende a culminar más tardíamente. Sumada al incremento de precipitaciones estivales en el piedemonte, la disminución de nevadas en cordillera y el aumento de frecuencia de eventos extremos pronosticados para esta región para las próximas décadas, esta perspectiva compleja seguramente traerá consecuencias importantes en el manejo de los viñedos y en la producción vitivinícola argentina.
    El Vinandino 2009, que se realizará del 1 al 7 de noviembre en simultáneo en las provincias de Mendoza y San Juan, recibió más de 700 muestras, procedentes de Alemania, Bolivia, Chile, Ecuador, Francia, Italia, México, Perú, Uruguay, Brasil, España, Rumania, Suiza, Portugal y, por supuesto, Argentina, para participar de la novena edición.

TEMAS:

Varios

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.