access_time 11:43
|
17 de julio de 2006
|
SOLIDARIDAD EN MAIPÚ

Exponen autos para ayudar a dos escuelas

Una exposición de más de 100 motos y autos clásicos, antiguos, reciclados y ?tuneados? fue la excusa perfecta para armar una cruzada solidaria en ayuda de dos escuelas maipucinas. Así, ayer la ex bodega Giol se vistió de tuercas, motores resonantes, humo, música electrónica de fondo, vanguardia y cientos de fanáticos de las máquinas de otro tiempo, quienes no quisieron perderse este show único en beneficio de los alumnos de las escuelas 2-027 Antenor Riveros, de niños especiales, ubicada en Fray Luis Beltrán, y la 1-193 Juan Bautista Silva de El Jume, Barrancas

      El evento fue organizado por el Citrofans Club Mendoza, que está por cumplir cinco años de vida, aunque contó con la colaboración de la dirección de Cultura y Educación de Maipú, del Club de Baqueanos y Estancieras así como del Club de Vehículos de Colección (CVC), que no dudaron en aportar sus joyas. Los dueños de los coches, provenientes de distintas partes de Mendoza, se congregaron en este espacio parmostrar sus potenciales y colaborar cada uno con dos litros de leche y un juguete nuevo. Lo recaudado será entregado a los niños que asisten a estos establecimientos.


       Asimismo, la gente que presenció el show, que culminó con la entrega de copas y diplomas para los mejores coches, tuvo que abonar 5 pesos, que también serán entregados en indumentaria,materiales escolares y didácticos a los estudiantes, tal cual sucedió el año pasado, cuando organizaron un espectáculo a beneficio de los niños del desierto de Lavalle, a quienes les acercaron más de 200 pares de zapatillas, llegando al lugar en una caravana de Citröen 2CV. Pero en esta ruidosa presentación automovilística, no sólo estaban estos populares coches sino más de 100 motos y autos de distintas marcas y épocas, que prácticamente no entraban en las instalaciones de la antigua bodega maipucina.


      Se podían observar autos como Taunus cupé,Torino, Estanciera, Chevy cupé, Porche, Mercedes Benz,Triump, Plymouth y Dodge Brother así como Fiat 600, Gol GL y Renault 12 tuneados, entre otros. “Es una movida que venimos haciendo desde hace años. Nuestra misión es ayudar a los niños que más lo necesitan y darle la posibilidad a los fanáticos de los autos de poder presenciar una exposición de estas características”, expresó ayer a El Sol Alberto Montalvini, fundador del Citrofans Club Mendoza y uno de los responsables de este evento solidario, que finalizó pasadas las 19.



      “Nos da mucho placer ayudar y, de paso, mostrar nuestras máquinas, que también necesitan salir de casa, porque muchas veces las tenemos estancadas. Nos invitaron para colaborar y aquí estamos”, indicó Reynaldo Ivars, miembro del CVC y propietario de autos antiguos, como un Plymouth de 1946 y un Dodge Brother de 1927. Por su parte, Martín Trigo de Tunuyán, dueño de un moderno y restaurado Renault 12, ya que es un apasionado del tuning –personalización del vehículo propio para hacerlo único, diferente a los demás– se mostró comprometido con este evento solidario. “Es importante realizar estas acciones porque muestran que todos podemos ayudar y apoyarnos”, señaló este fanático de los coches.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.