access_time 12:22
|
4 de junio de 2007
|
|
NO PODRÁN DESEMPEÑAR CARGOS EN LA FUERZA

Exoneran a 60 policías por crímenes y asaltos

Perdieron todos los beneficios inherentes a su función por casos de gatillo fácil y robos.

    Sesenta efectivos de la Policía Bonaerense fueron exonerados definitivamente, tras ser acusados de participar en homicidios, robos y encubrimientos de delitos, informó ayer el Ministerio de Seguridad provincial. La sanción impuesta a los agentes es la más severa de las establecidas en el régimen disciplinario de la fuerza e implica la pérdida de todos los beneficios inherentes a la función y un obstáculo relevante para volver a desempeñar cargos públicos. Entre otros, fueron echados de la institución el capitán Marcelo Enrique Falcón, el teniente primero Marcelo Arturo Barroso y los sargentos Carlos Ariel Tolosa, Alberto Quesada, Daniel Guillermo Espósito y Walter Ariel Papa.

    Fueron separados también de la fuerza los oficiales Jorge Marcelo Pereira, Héctor Guillermo Sabao y Marcelo Rodolfo Aguirre. El capitán Falcón y los sargentos Espósito y Toloza fueron exonerados tras ser acusados de participar en el homicidio de Oscar Daniel Migone, quien fue hallado sin vida en el calabozo de contraventores de la Comisaría Novena de La Plata el 10 de enero del 2005.

    Migone fue encontrado con las mangas de una campera atadas al cuello, las cuales, a su vez, estaban anudadas a una columna del recinto. Esto Falcón era jefe de turno y Espósito y Toloza estaban a cargo de la custodia de la víctima. El resultado de las primeras pericias indicó que se trataba de un suicidio, pero las efectuadas luego por integrantes de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense señalaron que la muerte de Migone se produjo por la acción de un tercero.

    Los investigadores, según se remarcó en un comunicado de prensa de ese organismo, determinaron que la víctima fue golpeada en el cráneo y los testículos y luego fue ahorcada. En tanto, el oficial Pereira, quien se desempeñaba en la División Custodia de Objetivos Fijos Personas y Traslado de Detenidos del partido de Quilmes, fue exonerado tras ser acusado de asesinar a balazos a su mujer y a su suegra y herir a su cuñada en la localidad de Hudson, en un episodio registrado el 7 de agosto del 2006.

    El oficial Sabao, por su parte, fue separado de la fuerza tras ser denunciado por el homicidio de Marcelo Fabián Fernández, quien murió tras ser baleado en medio de una persecución por calles de la localidad de Remedios de Escalada el 3 de febrero del 2006. Según se destacó en el comunicado, el efectivo adujo que emprendió el seguimiento de Fernández, quien tenía antecedentes penales, porque se “movilizaba en bicicleta con una actitud sospechosa”.

    En otro caso, el sargento Papa y el oficial Aguirre, quienes se desempeñaban en la Comisaría Quinta del partido de Vicente López, fueron echados de la institución acusados de utilizar un teléfono celular robado para llamar a una compañera de trabajo y amenazar a un jefe policial del distrito. Por su parte, el sargento Quesada fue exonerado tras conocerse el asesinato a balazos de Eduardo Gastón Díaz, de 22 años, ocurrido en medio de una persecución en la ciudad balnearia de Necochea y que comenzó cuando el joven quiso evitar ser detenido por efectivos policiales.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.