access_time 20:41
|
4 de diciembre de 2009
|
|
HUMOR

Exámenes

Es increíble que ya estemos en diciembre. ¿Será cierto? ¿No nos estará engañando el calendario? No puede haber pasado el año tan rápidamente.

    Es increíble que ya estemos en diciembre. ¿Será cierto? ¿No nos estará engañando el calendario? No puede haber pasado el año tan rápidamente. El 2009 está por ser jubilado y no creo que cobre el 82% móvil. Entonces entramos en zona de definiciones. Por ejemplo, las familias que tienen estudiantes secundarios o universitarios, saben muy bien que se vienen los exámenes.

    Los del secundario tienen que rendir los trimestrales y después rendir las materias que se llevaron. Porque se pasaron el año mirando el cielo raso, chateando por internet, hablando por teléfono con la novia, tomando fernet con coca a pesar de que el DNI no los autoriza e insultando a los profesores que son tan exigentes que son capaces de pedir que lean un libro al menos en el año.

    Mirá la ocurrencia. ¿Cómo les van a pedir que lean, si ya no se usa, y nada menos que un libro, que es una especie en extensión? Los profesores entran todos en la misma categoría, viejos, claro que con sus variantes: la vieja loca de historia, la vieja histérica de geografía, el viejo calentón de matemáticas. Aunque la profe tenga 35 años y todavía muestre signos muy gratificantes en su anatomía no se salvará de ser catalogada de vieja.

    Pues bien, los viejos van a tomar exámenes. Si el vaguito es estudiante universitario, tiene que rendir sí o sí. Entonces, la familia entera entra en estado de nervios por sus querubines. Se queda toda la noche estudiando, sólo come estreptocarbocaftiazol, porque me anda diarreico, a veces contesta mal y a veces gruñe, está intratable el mocoso y a mí me da una angustia verlo así, pobrecito.

    Pobrecito las petunias, el vago sólo está cumpliendo con lo que prometió, estudiar, aunque en este caso más que estudiar se trata de rendir un examen, que no es lo mismo. Están llegando los exámenes de diciembre, al estrés que uno tiene a esta altura del año habrá que agregarle el estrés por los exámenes de los pibes.

    Yo sé que no les va a ir bien a todos, porque eso sería imposible, pero que la mayoría apruebe, es mi mayor deseo, y les está hablando un profesor. Y recuerden, vaguitos queridos, lo mejor que existe para sacarse de encima la materia es aprobarla. Así que, a estudiar. ¿Qué hacen leyendo esto? No pierdan el tiempo, caramba.

TEMAS:

#Humor

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.