access_time 14:27
|
17 de septiembre de 2019
|
Juicio por los abusos en el Próvolo

Ex alumna relató que fue violada por el cura Corbacho en varias ocasiones

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15687411086771%20IMG_6125.jpg

Se trata de la testigo de identidad reservada que desencadenó la investigación y las detenciones en noviembre del 2016. También dijo que la monja Kumiko Kosaka la tocaba y que promovía situaciones sexuales en las duchas de las mujeres.

En una extensa Cámara Gesell, grabada en 2016 y parte en 2017, este martes el Tribunal Penal Colegiado N°2 conoció el testimonio de la testigo de identidad reservada N°1, quien denunció por primera vez, en un acto en la Legislatura de Mendoza, que los alumnos sordos eran abusados sexualmente por los sacerdotes y por los empleados del Instituto Antonio Próvolo.

Durante la audiencia N°19 que se sigue en el juicio, la chica que actualmente tiene 29 años, pero a los 16 estudiaba en el colegio religioso, dijo que fue abusada sexualmente en reiteradas oportunidades por el sacerdote Horacio Corbacho (61) y puntualizó que en uno de esos momentos, la monja Kumiko Kosaka le pidió que fuera a llevar unas tortitas, donde la esperaba el religioso para someterla.

En su testimonio, refirió además, que ella ayudó a pararle una hemorragia a una niña, haciendo alusión a otra de las víctimas que denunció al cura, a quien habría comenzado a vejar a los seis años.

Puso de relevancia el rol de Kosaka para que se consumaran los ataques sexuales de Corbacho, que enfrenta 16 hechos en este proceso, de los cuales ocho son con acceso carnal.

Durante el relato, también recordó que a esa nena después la vio con un pañal, el mismo que le habría colocado la monja de ascendencia oriental, y que ya fue ventilado por otros testigos en este debate.

Ver también: Lo expulsaron del Próvolo cuando denunció que abusaban de los niños

La joven, que se convirtió en la piedra basal de toda la investigación del caso Próvolo, ubicó a la religiosa japonesa como promotora de hechos de corrupción de menores en las duchas de las mujeres.  También dijo que la tocaba, acusación que está dentro de la imputación en la causa que espera resolución para llegar a debate.

La ex estudiante además se refirió a "Pilo", como le decían los chicos a Armando Gómez (51), el ex jardinero que comparte el banquillo de los acusados con Corbacho y Nicola Corradi (83).

Lo acusó de un intento de abuso sexual del que pudo escapar, y a Corradi, como el "jefe como la autoridad" de la escuela, en la que ella no se quedaba por las noches a dormir, como sí sucedía con otros de los 11 damnificados.

Si bien durante la jornada los magistrados Carlos Díaz, Alejandra Ratto y Mauricio Juan, avanzaron con buena parte de la grabación, este miércoles habrá un cuarto intermedio por un problema de agenda y el jueves se proseguirá con la hora y media que aún falta exhibir.

Ver también: Próvolo: una testigo habló del pañal que le pusieron a una nena abusada

Se espera que el jueves se concluya con esta testigo y que el proceso se reanude el martes próximo, con dos Cámaras Gesell, en tiempo real, de dos testigos, a través del circuito cerrado de televisión.

El caso

El juicio por los abusos sexuales cometidos en perjuicio de los ex alumnos del Próvolo comenzó el pasado 5 de agosto y ya se han reproducido casi todos los testimonios en Cámara Gesell que se realizaron durante la instrucción.

Se espera que la semana entrante se conozcan las últimas tres, de la investigación realizada por la Unidad Fiscal de Delitos Sexuales y luego se dará paso a los testigos.

Hay 97 personas citadas, entre familiares, ex docentes, personal de la institución, profesionales del Equipo de Abordaje de Abuso Sexual, (EDEAS), del Cuerpo Médico Forense, entre otros.

Se llega al debate, luego de casi tres años de investigación que arrojó como resultado la imputación de cinco personas en un primer momento, de las cuales, uno -el monaguillo Jorge Bordón- ya fue condenado a 10 años y el otro fue declarado inimputable.

Los dos curas fundadores del Próvolo en Mendoza y el ex jardinero arriesgan la pena de 50 años de prisión por la sumatoria de los 28 hechos que se están juzgando en esta instancia.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.