access_time 17:14
|
8 de noviembre de 2009
|
|
Hubo 10 heridos

Evolucionan favorablemente los niños internados tras el choque en el Parque

El accidente entre un auto y un micro terminó con 6 chicos en la terapia del Hospital Notti, quienes se encuentran recuperando. El conductor del vehículo se habría cruzado de carril e impactó de frente al colectivo. Hubo otras cinco personas lesionadas.

En un espectacular accidente de tránsito ocurrido ayer a la tarde en el Parque General San Martín, diez personas debieron ser internadas con heridas de gravedad luego de que un auto, en el cual viajaba un matrimonio con sus seis hijos, chocó de frente contra un micro.
Producto de esto, todos los ocupantes del Renault 12 bordó –patente WKG480– debieron ser trasladados de urgencia hasta distintos centros de atención médica, debido a las graves heridas que sufrieron, sobre todo los niños.
Este mediodía, la jefa de Servicio de Internación Pediátrica, Marta Fracapani comentó a Canal 9 Televida que los niños evolucionan favorablemente. Uno de los menores que estaba en terapia intensiva pasó a intermedia mientras que el resto de los chicos ya se encuentran en sala común, todos con politraumatismos. "Estamos esperando la evolución y no estamos pensando en riesgo de vida", dijo la profesional.

Por su parte, tres pasajeros del colectivo del Grupo 3, interno 11, sólo sufrieron heridas leves, aunque también fueron trasladados hasta un hospital, por precaución.

Fuentes policiales no descartan que el conductor del auto, de nombre Roberto Santiago Moreno (36), haya estado alcoholizado, debido a que dentro del rodado se encontraron botellas de cerveza y fernet.

Hasta el cierre de esta edición, tanto los niños, identificados como Aylen y su gemelo (1), Roberto (3), Álvara (4), Tania (6) y Carla (12), como sus padres continuaban internados en terapia intensiva. Según contaron los testigos, una de las menores sufrió una fractura en una de las piernas y varias heridas cortantes en distintas partes del cuerpo.

“El tipo del Renault venía muy rápido. En un momento se cruzó de carril y nunca bajó la velocidad ni intentó esquivar el micro”, contó a El Sol Eduardo Araya (22), quien viajaba junto a su hijo y su novia en el micro y fue quien sacó a los niños heridos del auto.
“A una de las nenas la tuve que sacar de abajo del auto. En un principio pensé que estaba muerta, porque no reaccionaba, hasta que le apreté tres veces el pecho y largó el llanto”, relató el joven héroe de la tarde, quien era atentamente escuchado por todos los curiosos que se habían congregado alrededor del siniestro.

Hasta el lugar se movilizaron varios patrulleros y ambulancias del Servicio de Emergencia Coordinado (SEC) para atender a los heridos. En el procedimiento también participó personal de Gendarmería, que, junto a los efectivos de tránsito, se encargó de cortar el tránsito donde ocurrió el grave accidente vial.

violento. “Si el colectivero no volanteaba, difícilmente los ocupantes del auto hubiesen salido con vida, porque los agarraba de frente, de lleno. Pero, al haber podido esquivar, los enganchó con la parte inferior derecha del colectivo”, explicó uno de los policías que participó en el procedimiento, en referencia a cómo sucedió el espectacular siniestro de tránsito.
Fuentes policiales y testigos agregaron que el accidente ocurrió a las 14.45 sobre calle Leal, a unos 200 metros del CRICYT y a la altura del sector sur del estadio Malvinas Argentinas.
Por esa calle circulaba en dirección oeste el micro con cinco pasajeros más el chofer. Por su parte, el Renault 12 también transitaba por Leal, pero en sentido contrario.
“Estaba sentado en los asientos del medio del micro, con mi hijo y mi novia. En un momento vi que el auto se cruzó de carril y se mantuvo ahí a toda velocidad”, recordó Araya, quien también explicó: “El colectivero debe haber pensado que el conductor del auto iba a volver a su carril y, por miedo a chocarlo de frente, se mantuvo en esa dirección, pero llegó un momento en que le grité ‘¡esquivalo!’, y ahí fue cuando dobló. El del 12 nunca bajó la velocidad ni atinó a esquivarnos”.
Ocurrido el accidente, Araya, su hijo y su novia fueron los únicos que salieron ilesos, por lo que el joven, tras asegurarse de que el resto de los pasajeros no tenía lesiones graves, bajó para auxiliar a los ocupantes del auto.
El panorama era sombrío, ya que sólo se escuchaban gritos y llantos de dolor de los ocupantes del rodado. Al ver la gravedad de la situación, Araya no perdió un minuto y comenzó a sacar a los niños que estaban atrapados.
En eso comenzaron a llegar otras personas que habían ido a pasar una agradable tarde al Parque, para ayudar a los heridos.
Unos minutos después llegaron las ambulancias y varios efectivos policiales, quienes también comenzaron a sacar a los pasajeros del Renault, que había quedado totalmente destrozado, para llevarlos a los centros de atención.
Los seis niños, quienes presentaban graves heridas, fueron trasladados al Hospital Notti, mientras que Moreno fue internado en el Central y su mujer en el Lagomaggiore.
Por su parte, los demás damnificados, al no presentar heridas considerables, fueron atendidos en el Lagomaggiore.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.