access_time 15:31
|
19 de julio de 2007
|
CRISIS EN ORIENTE MEDIO

Evacuaciones masivas tras bombardeos

Países europeos y latinoamericanos retiraron de la zona a sus ciudadanos. El Gobierno israelí condicionó el cese de los ataques, mientras que el libanés imploró un alto el fuego.

    Mientras Israel continúa bombardeando objetivos libaneses por séptimo día, incluida la principal carretera entre Líbano y Siria, los países occidentales siguieron evacuando ayer a sus ciudadanos por carretera, mar y aire. España, Grecia y otros países trasladaron a sus ciudadanos a Damasco para que abandonaran desde allí la región en conflicto. Mientras, otras naciones que también cuentan con muchos ciudadanos en Líbano, como Francia, han realizado acuerdos para transportar a los evacuados vía ferry hasta Chipre, adonde hoy llegaron unos 750 galos.

    Hasta 80.000 refugiados podrían arribar a Chipre en los próximos días. Un primer avión con unos 450 refugiados de Líbano llegó ayer por la noche a un aeropuerto de París. Los pasajeros habían sido llevados de Líbano a Chipre con un ferry. Francia, además, amplió su plan de evacuación iniciado el fin de semana con el envío de dos barcos de guerra adicionales desde el puerto mediterráneo de Toulon. Con ellos, participan ahora de las operaciones cuatro barcos de guerra, varios helicópteros y aviones, así como 1.500 soldados.

    CONDICIONES. Mientras cientos de personas abandonan el país de los cedros, el Gobierno israelí insiste en que sus condiciones para el cese de los ataques contra el Líbano son la devolución de los dos soldados capturados y el desarme de las milicias de Hezbolá, mientras el ejecutivo libanés solicita el auxilio internacional tras siete días consecutivos de ataques. El primer ministro libanés, Fuad Siniora, "imploró" ayer a la comunidad internacional y a los países árabes un alto el fuego inmediato.

    "Estamos en el séptimo día de la guerra contra Líbano lanzada por Israel, que perpetra masacres contra civiles libaneses y destruye todo lo que permite al país continuar con vida", dijo el mandatario. Las últimas agresiones israelíes tuvieron como blanco "fabricas de productos alimentarios, gasolineras, carreteras, viviendas civiles y, al alba, cuarteles del Ejército en los que parte del personal no era combatiente", aseguró Siniora. Asimismo, el presidente libanés, Emile Lahud, se unió a las declaraciones de su primer ministro y expresó que la masacre del enemigo demuestra que Israel quiere destruir el Líbano y calificó sus acciones de "terrorismo de Estado". 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.