access_time 14:16
|
17 de agosto de 2006
|
SEGÚN UN INVESTIGADOR ESPAÑOL

Estiman que existen más archivos de la represión

El especialista en documentos sobre la actividad ilegal de los militares opinó que en el país debe haber más archivos que constaten el destino de los 30.000 desaparecidos.

    El español Antonio González Quintana, una autoridad mundial en archivos de la represión, opinó ayer que en Argentina “debe haber más archivos documentales” que permitan saber el destino corrido por los 30.000 desaparecidos durante el terrorismo de Estado. “La labor administrativa para concretar una política continuada de seguimiento, investigación, captura y eliminación de enemigos políticos deja rastros en casi todos los sitios del Estado.

    De modo que es lógico pensar que acá haya mucho por descubrir todavía”, aseguró. El experto valoró también la política de derechos humanos y de memoria del Gobierno argentino y aseguró que es un “fenómeno con repercusión internacional” que ha incidido, inclusive, a España, donde en estos días se registra un fuerte proceso de revisión en torno al régimen franquista concluido en 1975.

    Archivista de profesión, González Quintana gestionó en su país el denominado “archivo de la guerra civil” y luego coordinó el proyecto de la Unesco para preservar archivos de la seguridad de Estado en regímenes represivos. Entre estos, figuran los de la germano- oriental Stassi o el recientemente descubierto archivo de la represión en Guatemala.

ALGUNOS ARCHIVOS. La Comisión Provincial de la Memoria lo invitó especialmente para un asesoramiento sobre gestión del archivo de la Dirección de Investigaciones de la Policía de Buenos Aires (DIPBA), actualmente intervenido por la Justicia para preservar pruebas en los juicios reanudados tras la derogación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. Además de dicho archivo, el primero en aparecer en el país con registro documental sobre el espionaje que hizo la Bonaerense sobre la población civil durante medio siglo hasta 1998, se descubrieron otros dos archivos análogos en Santa Fe y Mendoza, cuyo manejo profesional revisó González Quintana.

   El Archivo Nacional por la Memoria, a su vez, gestiona los archivos de la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (Conadep), que funcionó hasta el juicio a los ex comandantes militares de 1985. “Por el tiempo que duraron en Argentina esas actividades de organismos tan complejos como las fuerzas armadas y de seguridad, acá, como en Uruguay o Brasil, donde ya se traspasaron a la órbita civil, deben existir muchos más archivos”, reiteró el experto. En ese contexto, González Quintana depositó en el Estado la responsabilidad central en el hallazgo y conservación. El primer yacimiento documental de este tipo hallado en América latina fue hace una década.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.