En vivo: Diputados debate el proyecto de Presupuesto 2021
access_time 17:37
|
4 de octubre de 2006
|
|
RICARDO DILLON

Este es El Tucho de Atlético Argentino

El ex jugador del Boli, más conocido como Cogote, cuenta sus pasiones. La música, la literatura y el amor por su mamá y su familia que vive en San Juan. La vida del técnico de Luján.

    Algunos aseguran que los recuerdos de niño son los más entrañables. Cuando era pibe, jugando para Atlético Argentino de San José, le decían Tucho, aunque después lo empezaron a llamar Cogote y así lo conocen hoy. Ricardo Dillon es un tipo transparente, con miles de historias en su vida. Vivió con sus abuelos porque su mamá se fue a Estados Unidos cuando él era chico y tampoco lo crio su papá. Pero, más allá de sus goles como delantero, el hoy DT de la Asociación Atlética Luján de Cuyo mostró otros aspectos, lejos de la pelota.

    ¿Por qué te gusta tanto la música? Por mi tía María Rosa. Es una gran cantante y creo que por ella me encanta la música. Creo que ella se podría haber dedicado, porque tiene una voz increíble. Además, fue fomentado por un grupo de amigos de la parroquia. Nos justaba la música. Soy muy amigo de los chicos del grupo Vida y a veces tocamos. Y en mi adolescencia posdictadura comenzó la liberación del rock nacional y escuchaba todo eso.

    ¿Qué banda era tu debilidad en esa época?
Seru Giran, una banda espeluznante para mí. Pero tuve la suerte de ver a todos. Recitales de Piero,Vox Dei, Pastoral,Vivencia, Raúl Porchetto, Los Enanitos Verdes cuando éramos 70 personas en una canchita. He visto a muchos en vivo.

    Es decir, llevás el rock nacional en la sangre. Sí, me encanta. Pero cuando vivía en Miami también vi a Ricardo Montaner o Juan Luis Guerra. He visto a Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale en vivo y me encanta Joan Manuel Serrat. Seguramente, en eso hay una veta escondida de uno. Si me dicen:“Te pongo en un escenario con Valdano, Serrat y Mario Benedetti”, estoy hecho.

    ¿Te gusta mucho Mario Benedetti? Sí, me gustan mucho sus poesías. Es otros de los aspectos que me inculcó mi mamá, el de la lectura. Y este sí es un sueño que tengo pendiente, el de poder escribir. Soy un tipo que piensa que si uno sueña y se moviliza, ese sueño se hace realidad. Tengo el sueño de escribir novelas. Siempre fantaseo que mi familia es una tesis especial para poder hacer un libro. Mis abuelos tuvieron once hijos, somos más de cuarenta nietos y, por eso, historias sobran. Ojalá el tiempo y la economía me den la posibilidad de escribir un libro. He leído todos los libros de Isabel Allende, porque tiene mucha autobiografía. Me gusta Sidney Sheldon y otros autores de novelas, porque mi abuelo leía mucho a Aghata Christie y era lo que yo leía. Cuando te veía jugar eras un tipo calentón.

    ¿Sos así en tu casa?
No. Soy calentón cuando la adrenalina crece. Pero, para que me exaspere, tiene que haber mucha adrenalina. Pienso que el diálogo y la palabra son la principal vía de entendimiento. Hasta a veces soy testarudo en esto. Pienso:“Cómo este tipo no va a entender”, y siempre busco al otro para hablar. No me gusta tener cosas pendientes con los demás. Hasta con mi peor enemigo pienso que tengo que mediar y hablar.

    ¿Cómo analizás a nuestro país? Rescato mucho que el pueblo argentino ha aprendido a expresarse. Se cumple eso de que el que no llora no mama, por más que esté mal. Algunos me parece que han entendido que tenemos que dejar de ser un pueblo pasivo. Nos tocó ser pasivos en una dictadura. Y yo la viví en carne propia, porque mi vieja (Rita) se fue del país, estuvo 30 años en Estados Unidos. En esos momentos era chico, pero yo pensaba que no tenía nada que ver y mientras yo me portara bien nadie me iba a decir nada. Ahora creo que, si estoy en desacuerdo, lo tengo que expresar. Parece que es el único camino que entienden los políticos.

    ¿Cuál es tu mayor alegría fuera del fútbol? Indudablemente, mi familia. Mi esposa (Victoria Eugenia) y mis tres hijos (Emiliano, Gonzalo y Valentín). No pude estar en ninguno de los tres nacimientos y mi mujer siempre me saca la libreta y me lo pone en el haber a eso. Pero, sin dudas, son mi mayor felicidad, aunque creo que la felicidad es por momentos. No creo que uno sea plenamente feliz, siempre hay algo que se cae de la mochila.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.