access_time 09:51
|
11 de septiembre de 2018
|
Investigación en Homicidios

Este es el efectivo desaparecido que podría haber sido asesinado

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1536668657636portada%20Requelme.jpg
Requelme prestaba servicios para el Grupo de Resolución de Incidentes y Secuestros (GRIS).

Se trata de Ricardo Daniel Requelme (31), a quien podría pertenecer el cadáver calcinado hallado el domingo en El Algarrobal. El efectivo se encontraba sin arma ya que había sido denunciado por violencia de género meses atrás.

Son horas decisivas para la Policía de Mendoza y la Justicia en el marco de la investigación por el hombre que fue encontrado asesinado y quemado el domingo en El Algarrobal, Las Heras. Es que una denuncia por el paradero del oficial auxiliar Ricardo Daniel Requelme (31), un policía del Grupo de Resolución de Incidentes y Secuestros (GRIS), radicada el lunes encendió las alarmas.

Si bien las pistas apuntan que se trataría del efectivo, aún resta el resultados del cotejo de ADN realizado a los restos encontrados para tener una confirmación oficial. 

Por otro lado, en las últimas horas se conoció que el funcionario público había sido denunciado en abril por violencia de género. Ante eso, desde la Inspección General de Seguridad (IGS) se ordenó que se le retirara el arma reglamentaria mientras se investiga el caso. Incluso, se espera que en las próximas semanas la Junta Disciplinaria defina su sanción.

Los investigadores consideran que ese no es un dato menor, ya que, en caso de que haya sido la víctima, Requelme no habría tenido oportunidad de defenderse ante el o los agresores, explicaron. 

En tanto, a partir de las declaraciones que se obtuvieron del círculo íntimo del oficial auxiliar, se conoció que mantiene una importante deuda de dinero con un sujeto. Esos dichos se convirtieron en la principal hipótesis que se maneja del supuesto ataque al policía. 

En el último tiempo, el efectivo que prestaba servicios en el sector de Mantenimiento del GRIS, también comenzó a trabajar en una importante panadería y en una pizzería. 

El caso de El Algarrobal se registró el domingo por el mediodía cuando un vecino de la zona caminaba por el callejón Guaymallén y divisó un cadáver calcinado, al lado de un cauce de riego, entre la vegetación, que también se encontraba quemada. 

Tras un aviso al 911, las tareas pos crimen comenzaron en el lugar y fue allí donde el personal de la Policía Científica advirtió que antes de ser quemado, el hombre al que pertenecía el cuerpo, había sido asesinado: le encontraron un orificio de bala en la nuca

Durante las primeras horas, todo fue incertidumbre para los pesquisas del caso, ya que no existían denuncia de paraderos en las horas previas que pudiese estar vinculado. Sin embargo, luego de que la hermana de Requelme se acercó a una seccional para anunciar la desparición de su hermano, la investigación se inclinó en esa dirección. 

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.