access_time 21:15
|
6 de agosto de 2018
|
|
Conmoción de Guaymallén

Este es el celador acusado de abusar de una niña en Murialdo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1533600244337portada%20celador.jpg
El trabajador tiene 48 años (se pixela el rostro por tratarse de una causa de instancia privada).

Se trata de un hombre de 48 años que trabajaba en el instituto católico, quien fue detenido e imputado este lunes por el delito de abuso sexual agravado por acceso carnal y por la calidad de guardador. El caso, que trascendió el viernes, provocó un profundo malestar en la institución.

Un celador de 48 años fue detenido e imputado este lunes por el abuso a una alumna de 4 años en el interior del Instituto Leonardo Murialdo, de Guaymallén, que fue denunciado la semana pasada.

En la causa se reunieron una serie de pruebas que comprometen al hombre, por lo que la fiscal de Delitos Contra la Integridad Cecilia Bignert lo acusó por el delito de abuso sexual agravado por acceso carnal y por la calidad de guardador.

Si bien en un principio había trascendido que el sospechoso sólo manoseó a la pequeña, los resultados un peritaje realizado por el Hospital Notti arrojó que la pequeña presentaba lesiones en sus genitales.

El caso trascendió el viernes luego de que la víctima le contara a sus padres que había sido manoseada en el interior de la institución religiosa.

Los progenitores realizaron la denuncia correspondiente en la Justicia y la situación desató la bronca de los padres de los demás niños que asisten al lugar, quienes se dirigieron hasta el establecimiento educativo para pedir explicaciones al director de la institución, Jorge Carreras, el conocido padre Lalo.

Al parecer, los padres de la pequeña sospecharon que algo le había pasado ya que notaron que no tenía ropa interior, al volver del colegio, donde asiste a la salita de 4. Luego, la menor les habría relatado que un hombre le realizó tocamientos en uno de los baños, según trascendió.

Tras la denuncia, personal de la División Delitos Contra la Integridad Sexual, dependiente de la Dirección de Investigaciones, dio inicio a la tareas propias para dar cuanto antes con el autor de la vejación.

Desde un principio, las sospechas se depositaron contra alguno de los celadores del colegio debido a la descripción de la ropa que hizo la niña.

Los pesquisas tomaron declaraciones de varios empleados del establecimiento y también revisaron las imágenes de las cámaras de seguridad del lugar para establecer quién ingresó a los sanitarios luego de que la víctima entrara.

En tanto, el domingo los sabuesos efectuaron un allanamiento en el interior del instituto, en el que secuestraron varias prendas de niñas y dos teléfonos celulares, los cuales iban a ser analizados.

Esos y otros elementos incorporados a la causa permitieron que se sindicara a uno de los trabajadores de escuela católica como el principal sospechoso de los abusos.

En medio de esto, un informe del Notti permitió conocer que la víctima tenía lesiones en sus genitales, lo que daba cuenta de que el vejamen fue con acceso carnal, se desprende de la investigación.

Finalmente, ese hombre (se reserva su identidad por pedido de los pesquisas) fue capturado por los efectivos durante la mañana de ayer en su casa de Guaymallén, en un allanamiento en el que le incautaron su teléfono móvil.

El sospechoso estuvo algunas horas detenido en la Comisaría Novena, en Villa Nueva, y durante la tarde recibió la dura imputación por parte de la fiscal del caso. Tras la agitada jornada que tuvo la causa, los detectives continuarán recaudando una serie de pruebas que consideran de importancia.

Asimismo, se espera que en los próximos días la niña sea sometida a declaración en una Cámara Gesell.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.