Esperemos que algún día termine el caos vehicular
21/11/2017

Hace meses que transitar por las calles del centro es prácticamente una misión imposible durante las mañanas. Se están arreglando las calzadas y esto complica la normal circulación vehicular. Esto es un dato positivo, que demuestra que se está trabajando para el futuro. Es un tema trillado, pero el problema parece ser el sostenido crecimiento del parque automotor o de las personas que utilizan autos para venir a Ciudad. Cambiar la mentalidad de la sociedad es el gran desafío. Utilizar vías alternativas o abordar el transporte público podrían ayudar a descomprimir las calles. Hay que sumar.