access_time 19:16
|
31 de agosto de 2006
|
|

ESPERANDO FONDOS DEL PLAN FEDERAL II

Con esta carta al lector quiero efectuar mi reflexión como ciudadano y miembro de la clase media de este país. Esta pertenencia es la consecuencia de haber recibido educación y un grado de culturización general que el pueblo argentino comenzó a recibir en forma masiva a partir del año 1946.

    Con esta carta al lector quiero efectuar mi reflexión como ciudadano y miembro de la clase media de este país. Esta pertenencia es la consecuencia de haber recibido educación y un grado de culturización general que el pueblo argentino comenzó a recibir en forma masiva a partir del año 1946. Una de las obras más relevantes fue la implementación de barrios para esta parte de la comunidad argentina que, curiosamente, podía acceder a los claustros universitarios públicos y sus hijos se recibían como profesionales en todas las áreas, pero no contaban con dinero para comprar su vivienda, debiendo alquilar por mucho tiempo.

    Con la debacle del 2001, descendimos al infierno, como dice el presidente Kirchner, y la clase media, actora y columna principal del cuerpo social argentino, recién comenzó a ver nuevamente un camino de esperanza a partir del 2003. Este acierto fue el Plan Federal II, que le dio a los inquilinos con capacidad de pago la posibilidad de acceder a una vivienda digna, no sólo por el tipo de construcción, sino por el perfil de los adjudicatarios, que son la clase media argentina y mendocina. Sólo resta que el Gobierno nacional agilice el traspaso de los fondos del IPV de Mendoza para que, a fines del 2007, el gobernador Julio Cobos pueda entregar estos barrios a sus adjudicatarios, los cuales, con esfuerzo personal, pagaron los cánones estipulados para esas operatorias realizadas por el IPV.

TEMAS:

Opinión

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.