access_time 19:27
|
11 de septiembre de 2006
|
|

REUNIÓN BILATERAL

Esperan un muy buen encuentro

Los gobiernos de Argentina y Chile evalúan como muy positiva la reunión de mañana entre ambos presidentes en Mendoza. Temas pendientes y buenos gestos.

    Los gobiernos de Argentina y Chile coincidieron en visualizar y proyectar como “muy productivo” el encuentro que mantendrán los presidentes Néstor Kirchner y Michelle Bachelet mañana en Mendoza, aunque en sus análisis parten desde diferentes bases. Para el gobierno de Kirchner, las relaciones con Chile son “normales”, en tanto que para el de Bachelet son de “fraternidad y buena vecindad”, pero requieren del esclarecimiento de algunos temas para que lleguen a un punto de “normalización”. Estas posturas fueron recogidas por Télam de fuentes oficiales de ambos países, que dedicaron especial esmero e instruyeron a sus respectivos diplomáticos para que preparasen adecuadamente el terreno de la cita en la bodega Trivento de Mendoza.

    El canciller Jorge Taiana sostuvo que Kirchner y Bachelet “profundizarán diversos aspectos” del vínculo bilateral cuando se encuentren mañana. En diálogo con Télam, Taiana trazó una mirada “positiva” sobre el presente y el futuro de la relación trasandina y, en ese marco, calificó como “normales” las relaciones entre los países. Desde la óptica chilena, expresada a Télam por su embajador en Argentina, Luis Maira, la reunión “permitirá la normalización plena de la relación”. “Ha habido mucho de cuestiones de comunicación e imagen que presentaron escenarios diferentes a la realidad del vínculo entre los países.

    Creo que sólo 10 por ciento de los temas que nos competen están en el terreno de lo sensible”, indicó. Precisamente sobre este margen “sensible”, una de las calificadas fuentes consultadas aseveró que Bachelet “hará eje ante Kirchner sobre las conocidas problemáticas gasíferas y cuestiones comerciales complementarias”. También, la presidenta prevé aclarar una situación sobre cuestiones limítrofes de los hielos continentales, en la reunión privada de media hora que pautaron los diseñadores del programa oficial.

    Se sabe que la convocatoria mendocina tendrá el destacado capítulo de la firma del llamado a licitación internacional del ferrocarril Trasandino Central, pero la reunión a solas entre los mandatarios provoca expectativa por sí misma. Moderado, el embajador Maira dijo que la situación gasífera “se trata de un problema compartido, con restricciones indeseables, pero ineludibles”. “Sólo el tiempo, el crecimiento y la buena voluntad de las partes permitirán modificar esta situación que, sencillamente, hoy no posibilita siquiera el cumplimiento de tratados”, agregó, optando por referirse en forma macro a la cuestión. La propia Bachelet también hizo su aporte positivo durante la semana pasada, al aseverar que no quiere “gasificar” la relación con Argentina: “No pretendo gasificar mi relación con Argentina, la relación es mucho más que eso”.

TEMAS:

el pais

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.